Rajoy no descarta nada para evitar el referéndum y alienta la sombra del 155


Consejo de Ministros

Consejo de Ministros

Mariano Rajoy ha confirmado que el Gobierno pedirá a la Abogacía del Estado que acuda ante el Tribunal Constitucional para pedir que se impugne la ley de referéndum y, en clara referencia al artículo 155 de la Constitución, ha insistido en que el Gobierno no "renunciará a nada para frenar" la consulta.

En rueda de prensa tras una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, en la que ha contado con el dictamen preceptivo del Consejo de Estado para poder presentar ese recurso, el presidente ha desvelado que también va a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de convocatoria del referéndum, así como las normas complementarias que posibilitan su celebración y la Sindicatura Electoral escogida ayer a altas horas de la madrugada en el Parlament de Cataluña.

Por otro lado, Rajoy ha destacado que pedirán al TC que se inicie la suspensión de estos actos mientras se espera la sentencia y que se notifique personalmente a Puigdemont, al Govern y a los 947 alcades de Cataluña esta resolución.

"En esta notificación personalizada se debe advertir de la obligación que tienen de impedir y paralizar los actos que promuevan la celebración del referéndum", ha ahondado.

"La actuación de los responsables de la Generalitat es antidemocrática. Tenemos que cumplir y hacer cumplir la ley. Lo que no es legal no es democrático. La principal responsabilidad de mi Gobierno es hacer cumplir la ley", ha destacado.

No se celebrará el 1-O

Por otro lado, Rajoy ha insistido en que no se celebrará el 1-O. "Esa consulta, por más que se pretenda imponer de forma atropellada, chapucera e ilegal, no se va a celebrar. No habrá referéndum de autodeterminación. Sobre el decreto de organización del referéndum , les ahorro les argumentos, entre otras razones porque esta consulta no se va a celebrar en ningún caso , ha vuelto a repetir. 

El presidente ha asegurado que el Gobierno siempre ha favorecido en diálogo, tanto es así que invitó "al señor Puigdemont a exponer sus demandas en el Congreso. Nunca quiso hacerlo".

"El Gobierno también está defendiendo el autogobierno de Cataluña, la dignidad de sus instituciones y a sus ciudadanos", ha sostenido, mientras ha criticado que los independentistas "han pasado por encima de todo lo que constituye un sistema de contrapesos y de garantías democráticas". "Lo que no se puede hacer es pasar por encima de nuestras leyes democráticas para conseguirlo. Dejen de poner las instituciones a su propio servicio. No sigan por ese camino. No liquiden sus propias instituciones", ha pedido.

Apoyo a los ciudadanos

También ha querido agradecer a los funcionarios que ayer se negaron a firmar la tramitación de la ley, para el resto de grupos parlamentarios y a los letrados del Parlament de Cataluña. "No están solos estan arropados por todos los demócratas dentro y fuera de Cataluña", ha dicho, a lo que ha añadido que los ciudadanos no deben preocuparse porque "nadie les puede obligar a hacer nada ilegal. La ley les obliga pero también les protege".

"Entiendo la preocupación de mucha gente ante lo que está ocurriendo. Todos tenemos motivos para la inquietud porque jamás en nuestra historia reciente hemos visto un ataque a la convivencia como éste. Entiendo la preocupación de mucha gente ante lo que está ocurriendo. Todos tenemos motivos para la inquietud", ha dicho.

Por último, Rajoy ha llamado a la unidad de los demócratas y ha advertido de que no "renunciará a nada para evitar el referéndum y para que Cataluña vuelva a la legalidad". "La democracia responderá, no tengan la menor duda. Lo hará con firmeza, con aplomo, con serenidad y con dignidad. Sé lo que se espera de mi y sé cuáles son mis obligaciones", ha concluido.

Esta misma mañana, el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el incidente de ejecución de sentencia presentado ayer por el Gobierno contra la tramitación de la proposición de ley de referéndum.