Los Mossos confirman que el imán de Ripoll murió en la explosión de Alcanar


Los Mossos tienen indicios "sólidos" de que el imán de Ripoll murió en la explosión de Alcanar

Los Mossos tienen indicios "sólidos" de que el imán de Ripoll murió en la explosión de Alcanar BARCELONA | EUROPA PRESS

Por la mañana aseguraba que había indicios y por la tarde, tras la captura del autor del atropello ha confirmado la muerte. El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, anunciaba que la policía catalana cuenta con "indicios bastante relevantes y sólidos" de que uno de los al menos dos terroristas muertos en la explosión de su casa de Alcanar (Tarragona) es el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty. Esto lo dijo por la mañana cuando pedían colaboración para atrapar a Younes Abouyaaqoub. Ya por la tarde confirmaba que los restos del imán estaban entre los escombros. 

En rueda de prensa, Trapero ha indicado que la principal hipótesis de los investigadores es que el imán desempeñó un papel clave en la radicalización de los otros once integrantes de la célula que la semana pasada perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), en los que fallecieron quince personas.

Los Mossos d'Esquadra están a la espera de que el análisis del ADN de los restos de las, al menos, dos personas hallados en la casa de Alcanar, que saltó por los aires la noche del miércoles 16 de agosto pasado cuando los terroristas preparaban sus explosivos, confirmen de forma definitiva que el imán de Ripoll es uno de los fallecidos en esta vivienda.

No obstante, ha insistido que los investigadores ya cuentan con indicios "bastante relevantes y sólidos" para considerar que el imán falleció en la casa, a partir del relato de testigos y de documentación intervenida que lo ubican en el inmueble la noche de la explosión.

"Hay tres o cuatro elementos que apuntan a que (el imán) estaba aquella noche en la casa de Alcanar", ha sostenido el mayor, que no ha querido confirmar si se ha localizado la furgoneta del religioso en esta localidad, aunque sí ha concretado que se han encontrado nuevos vehículos de los miembros de la célula, que se están analizando.

Según el mayor, las informaciones con las que cuentan los investigadores apuntan a que el imán de Ripoll tuvo un papel clave a la hora de radicalizar a los once otros miembros de la célula, todos ellos mucho más jóvenes que él y de los que todavía permanece huido el autor del atentado de Barcelona, Younes Aboyaaqoub.

En este sentido, ha indicado que la información que se pueda aportar de los organismos internacionales podría ayudar a clarificar el rol del imán en la célula y sus conexiones con otros países.

Trapero ha insistido que no consta que el imán tuviera antecedentes por delitos de terrorismo ni se ha facilitado información a los Mossos de que en las bases de datos policiales estuviera fichado como sospechoso.

El mayor Trapero ha remarcado, al ser preguntado por la vinculación del imán con uno de los investigados por el 11-M, que los Mossos no tienen "ningún conocimiento" de la implicación del imán con el terrorismo internacional y ha pedido que si alguien sostiene ahora que disponía de este tipo de datos que explique cómo gestionó esa información.