España, la palabra más usada por Iglesias, la de Montero fue corrupción


  • "España" fue la palabra más utilizada por Pablo Iglesias, durante su discurso de defensa de la moción de censura contra Rajoy, mientras que la de su portavoz, Irene Montero, fue la "corrupción".

  • Ambos coincidieron en otras palabras como "vergüenza", "robar", "miedo", "democracia", "mentir" o "Génova 13".

"España", la palabra más utilizada por Pablo Iglesias, mientras que Irene Montero se centra en la "corrupción"

"España", la palabra más utilizada por Pablo Iglesias, mientras que Irene Montero se centra en la "corrupción" MADRID | EUROPA PRESS

Ha sido uno de los epicentros del debate de la moción de censura. España, su soberanía, su futuro ante el reto del independentismo catalán, su modelo de Estado, que aún no todos los grupos tienen claro. En estas circunstancias, Rajoy usó la soberanía para criticar la ambigüedad de Pablo Iglesias ante su idea de nación. Pero pese a ello, "España" fue la palabra más utilizada por el secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia, Pablo Iglesias, durante su discurso de defensa de la moción de censura contra Mariano Rajoy, mientras que la de su portavoz parlamentaria, Irene Montero, ha sido la "corrupción".

Iglesias pronunció la palabra "España" hasta en 73 ocasiones durante las casi tres horas de intervención en el Pleno del Congreso, mientras que Montero usó las palabras "corrupción" o "corrupto" 49 veces en las más de horas que estuvo en la tribuna de oradores.

Vergüenza, robar o miedo, entre las más usadas 

Sin embargo, en las casi cinco horas sólo de discursos, ambos coincidieron en otras palabras como "vergüenza", "robar", "miedo", "democracia", "mentir" o "Génova 13"; sólo esta última la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso la usó hasta en una decena de ocasiones.

Tanto Iglesias como Montero fueron muy aplaudidos por su bancada durante sus intervenciones iniciales, pero fue el líder de la formación morada quien arrancó más aplausos entre los suyos, un centenar frente a los 70 que cosechó su compañera. Ahora bien, el aspirante consumió una hora más de intervención que su 'número dos'.

Los discursos de ambos diputados de Unidos Podemos y sus réplicas con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estuvieron plagados de murmullos, risas, un sinfín de gesticulaciones y alguna que otra salida de tono por parte de algún diputado del PP que, sin embargo, se hizo inaudible en el hemiciclo.