TVE, la casa de los líos: manipulación y fallos de gestión bajo la batuta de Sánchez


El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez MADRID | EUROPA PRESS

Las sombras del poder se alargan sobre Televisión Española de forma repetida, un mal endémico que se viene dando desde hace décadas. Manipulación informativa por parte de los gestores de la cadena que han sido denunciado en múltiples ocasiones por trabajadores y sindicatos. Esto sin olvidar la pésima gestión de la plantilla que la han convertido en una televisión anticuada respecto a sus competidores privados. Ni sus despilfarros en gastos y licitaciones irregulares, según el Tribunal de Cuentas.

Son tiempos convulsos en el seno de TVE. Gran parte del Consejo de Administración está en funciones y el presidente, José Antonio Sánchez, tiene los días contados. PP, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y alcanzaron a finales de junio un acuerdo para llevar a cabo la renovación del Consejo de RTVE y de su presidente en un plazo de tres meses mediante un formato parecido al concurso público. Si cumplen ese plazo, no le quedan más de unas semanas en el cargo al hombre que cobró más de un millón de pesetas de la ‘contabilidad B’ PP, según los papeles de Bárcenas. Lo hizo durante el Gobierno de José María Aznar y (1994 y 1995), según los documentos revelados en 2014 por El Mundo.

José Antonio Sánchez, elegido por mayoría absoluta por el Partido Popular en 2002 y después en 2014, afirmó en 2015 que “voto al PP y seguiré votando al PP”. Por palabras como estas, vínculos previos y decisiones posteriores, la independencia e imparcialidad de TVE ha quedado en entredicho en más de una ocasión.

El argumentario del PP, en el Telediario

La última, por la denuncia de una redactora del telediario, a la que habrían obligado a utilizar el argumentario del PP en una noticia para amortiguar el efecto de la declaración como testigo del Presidente del Gobierno. El Consejo de Informativos ha solicitado de forma inmediata el cese de la jefa de Contenidos del Telediario después de que la citada redactora se negara a firmar una información “sobre otros presidentes que han comparecido ante tribunales". Para realizar la información, Carmen Sastre le entregó un documento que el Partido Popular elaboró para la comparecencia de Mariano Rajoy.

"Cuando me quejo de que esa pieza me la tenían que haber encargado con más tiempo [pasadas las 12.00 y para el telediario de las 15.00 horas], porque necesito investigar otros casos, me dicen que ellos [sus superiores] ya tienen unos cuantos. De hecho, en el minutado ya han apuntado a [Felipe] González y [Adolfo] Suárez, y me dan tres folios con nombres de otros presidentes extranjeros. Cuando pregunto de dónde ha salido esa lista me dicen que se la ha dado Carmen Sastre", denunció la redactora, según recoge El Mundo.

La redactora buscó en Google el origen de la lista que le había proporcionado y la encontró en un documento titulado 'Argumentario del PP para la declaración de Rajoy'. Fue entonces cuando decidió denunciar la situación ante sus superiores.

Denuncias por falta de independencia

Hace unos días, TVE cesó por sorpresa a José Luis Regalado, editor del informativo La 2, conocido por mantener una línea editorial menos plegada a las exigencias de la cadena y por mantener la imparcialidad de la televisión pública. Un despido que se entendió como un castigo por informar sobre cuestiones polémicas relacionadas con el ministro del Interior y la propia TVE.

En las últimas semanas, las quejas de los partidos políticos sobre la censura de TVE ha llegado hasta el Congreso. Primero, cuando el Canal 24 horas cortó al socialista Ábalos durante la moción de censura contra Rajoy. Más recientemente, cuando decidieron informar sobre la Tomatina mientras Pablo Iglesias ofrecía su discurso sobre la comparecencia de Rajoy en la Audiencia Nacional. Ya entonces, TVE no informó sobre la famosa frase de Rajoy a Barcenas, “Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos”.

Edificio de RTVE en Madrid Edificio de RTVE en Madrid

Edificio de RTVE en Madrid RTVE

Las denuncias del Consejo de Informativos se han repetido de forma significativa en los últimos años. Por ejemplo, con un reportaje de Informe Semanal sobre la dimisión de Pedro Sánchez en el que achacaban una grave “falta de pluralidad y de contexto". O con la comparencencia en la Comisión de Justicia del Congreso en relación con la operación Lezo. El Canal 24 solo emitió el discurso del ministro de Justicia, Rafael Catalá, y ‘castigó’ a los partidos de la oposición.

A pesar de una larga lista de acusaciones, José Antonio Sánchez, en sus comparecencias en el Senado siempre ha defendido la “pluralidad” de TVE y se ha negado a admitir falta de independencia.

Gastos desmedidos

El Pleno del Tribunal de Cuentas ha observado deficiencias en el sistema de contratación por parte de la Corporación RTVE en los ejercicios 2014 y 2015. Una de estas deficiencias es el abono de una cantidad superior al precio que figuraba en la licitación de varios servicios. Además, recomendó una serie de medidas como llevar a cabo un estudio y análisis de las razones que motivan "el bajo nivel de concurrencia a los procesos de licitación de contratos".

El órgano estatal cree que la Corporación pública, presidida José Antonio Sánchez, debería llevar a cabo un "mayor esfuerzo" en la justificación de la necesidad e idoneidad de los contratos, y de la "insuficiencia o falta de idoneidad" de los recursos internos con los que cuenta para cubrir dichas necesidades.

En el informe, de 197 páginas, el Tribunal denunciaba que los directivos de TVE no actuaron de forma correcta en la venta de los Estudios Buñuel o en cobertura de los Juegos Olímpicos de 2016 por cuyos derechos pagó 57,6 millones.

Equipo de TVE en Río 2016 Equipo de TVE en Río 2016

Equipo de TVE en Río 2016 MADRID | EUROPA PRESS

TVE sigue pagando caro el ERE

La radio y la televisión pública se ha hecho mayor, tal y como detallan los últimos informes del sindicato Usortve.Solo11 de sus trabajadores tiene menos de 30 años, mientras que trabajan actualmente 257 personas con más de 60 años e incluso dos de ellas tienen más de 70.

Una plantilla envejecida que demuestra los errores que cometió el Ente Público en el ERE de hace una década, aunque por entonces el presidente no era José Antonio Sánchez. Todos los miembros de la plantilla que el 1 de enero de 2007 tenían 52 años o más fueron forzados prejubilarse, una medida polémica cuestionada por el Tribunal de Cuentas. Incluyeron 4.150 trabajadores de una plantilla de 9.212.

Un reajuste que tendrá vigencia hasta 2022 y muy criticado por el  Tribunal de Cuentas, que en 2015 aprobó el informe de fiscalización sobre la gestión del personal de RTVE, y anunció que el "coste real del período 2007-2013 ascendió a 1.051 millones de euros. Pero los costes no se quedan ahí, sino que se prolongarán todavía cinco años más. Según sus estimaciones del Tribunal de Cuentas el coste del ERE para el periodo 2014-2022, ascenderá a 1.722 millones de euros.

Este informe confirma que muchos de estos están ganando más dinero que si estuvieran trabajando. Han disfrutado de un incremento salarial del 10% como sus excompañeros en activo y, además, no se vieron afectados por el recorte del 5% que José Luis Rodríguez Zapatero aplicó a los funcionarios públicos. Negociaron una "subida salarial anual acumulativa del 2,5%, como cobertura de la inflación estimada y/o por los deslizamientos salariales", como detalla el Tribunal de Cuentas, que concluye que "a partir del ejercicio 2020, un trabajador desvinculado por el ERE va a ganar más en neto que el 100% de lo que percibiría en activo de haber continuado en la Corporación RTVE.