Viernes, 15.11.2019 - 19:24 h
Su situación profesional

Bustamante S.L: tres empresas inactivas, venta de inmuebles y shows suspendidos

El cantante está en el centro de la polémica de nuevo tras suspender de improvisto su concierto del pasado domingo.

La Junta de CyL aclara que un médico atendió a Bustamante de forma privada
Bustamante tiene sus empresas sin actividad /EP

Fuenlabrada está que trina con David Bustamante. El cantante tenía programado un concierto para este pasado domingo 15 de septiembre en las fiestas de la localidad madrileña y a última hora dio plantón al público y al Ayuntamiento, alegando fuera de plazo que estaba enfermo. El enfado del consistorio es monumental, aunque estos desplantes no son nuevos en este artista. Hace unos años hizo lo mismo en un pueblo de Valladolid aportando, además, un parte médico que resultó ser falso.

No obstante, su agenda sigue adelante, pues tiene programados conciertos en ciudades como Oviedo, Alicante o La Coruña hasta mediados de octubre. Bustamante está de gira de su último disco, 'Héroes', con la que lleva todo el verano, aunque eso no le ha impedido pasar unos días con su chica, la bailarina Yana Olina, y su hija Daniella.

No obstante, la figura pública del cántabro ha cambiado mucho desde que se divorciara de Paula Echevarría. Cuando estaba con la actriz, David era amable y atendía sin problemas a la prensa, pero todo el interés que provocó su separación y la presión mediática hicieron que sacara la peor versión de sí mismo y sus enfrentamientos con los reporteros han sido numerosos. Además, su profesión también parece haberse visto afectada de alguna manera por su cambio de actitud, con conciertos suspendidos por sorpresa y menos público en sus actuaciones. 

Como la mayoría de artistas, Bustamante tiene negocios al margen de su trabajo como cantante. Si bien en su caso actualmente están totalmente parados. Y desde hace tiempo. El cántabro está vinculado a tres sociedades que a día de hoy permanecen inactivas y sin aportar cuentas desde hace años.

En primer lugar está la que se llama exactamente como él, David Bustamante SL, la cual está dedicada a las artes escénicas y domiciliada en su pueblo, San Vicente de la Barquera. La última vez que publicó sus cuentas fue nada menos que en 2004, cuando su popularidad estaba en lo más alto, pues hacía relativamente poco que había salido de 'Operación Triunfo'. Ese año facturó 425.192 euros y logró más de 160.000 euros de beneficio. Contaba, además, con un activo superior al millón de euros. Si bien esta empresa está administrada por su padre, Gervasio Bustamante.

Las otras dos sí que están administradas al 100% por el cantante. Una es Celeste Music Sport Production, constituida en 2010 como agencia de colocación y domiciliada en Jaén. Está realmente vinculada con la representación de artistas y la gestión de sus contratos, pero a día de hoy sigue sin presentar sus números en el Registro Mercantil, por lo que no hay rastro de su actividad. Lo mismo sucede con Daimala Producciones, de gestión de salas de espectáculos y domiciliada en su antigua residencia de Villanueva del Pardillo (Madrid). Esta la puso en marcha solo hace tres años.

Venta de propiedades

En cuanto a las propiedades inmobiliarias del cantante, tenía dos casas. Decimos tenía porque una la ha vendido y la otra está en venta. La que ya no es suya es la que poseía en su tierra, San Vicente de la Barquera. En concreto, muy cerca de la localidad, en La Acebosa, donde Bustamante se refugiaba del trasiego de su profesión y ha pasado muy buenos momentos. 

La compró nada más salir de OT y estaba localizada en un terreno de 3.000 metros cuadrados, pero estaba levantada sobre 300 metros. Constaba de cinco dormitorios y cuatro baños, además de jardín, terraza y calefacción. Bustamante pedía en principio 600.000 euros por ella, aunque tuvo que rebajarla a 475.000 euros, precio por el que se vendió finalmente hace unos meses. 

En cuanto a su segunda propiedad, hablamos de la que compartía con Paula Echevarría, un espléndido chalet en Villafranca del Castillo (Madrid) de 700 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 2.500 metros cuadrados en la que vivieron sus momentos más felices con su hija Daniella. El 80% de la casa es de David, mientras que el 20% restante pertenece a su exmujer, que fue quien la ocupó cuando se separaron hasta que le hicieron la casa donde vive ahora a poca distancia.

El chalet, que tiene dos plantas, seis habitaciones, cinco baños, una sala de cine, zonas de ocio, jardín, piscina y piscina, no ha podido salir al mercado hasta hace unos meses, ya que sobre él pesaban varios embargos. La pareja pidió una hipoteca de cerca de 1,5 millones para comprarlo en su día y cuando se separaron tenía pendientes dos embargos, uno del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada por algo más de 6.500 euros y otro del Hacienda por valor de 720.435,73, pero esta última cantidad solo sobre el 80% que pertenece a David, al ser una deuda suya.

Ahora, una vez se han solventado esos embargos, al fin ha salido a la venta. No se ha contemplado que Paula le vendiera a su ex su 20% para que él se la quedara, ya que David quiere emprender una nueva vida en otro lugar con su actual novia. Por ello, piden 975.000 euros por ella, aunque hace unos pocos meses, cuando salió a la venta, el precio era de 1,8 millones, por lo que está rebajado a la mitad.

Hasta hace poco, David vivía en un ático en Pozuelo de Alarcón que ha sido testigo de las idas y venidas del cantante con Yana y, presuntamente, con Ares Teixidó, el cual precisamente ahora ocupa la presentadora Toñi Moreno. Se trata de un duplex de 120 metros cuadrados con dos habitaciones por el que el cantante pagaba 2.500 euros al mes de alquiler en una urbanización con seguridad 24 horas, piscina y gimnasio. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios