Miércoles, 26.06.2019 - 23:01 h
Los empleados enfurecen

Harry y Meghan prohíben al personal del Castillo de Winsor aparcar en el recinto

A pocos días del nacimiento de su primer hijo, la pareja protagoniza una nueva polémica esta vez con sus propios trabajadores.

Meghan Markle y Enrique de Inglaterra, en la playa de Bondi. (EFE /DAN HIMBRECHTS)
Meghan y Harry serán padres en pocos días (EFE /DAN HIMBRECHTS)

Mientras en Reino Unido todo el mundo cuenta los días para el nacimiento del primer hijo de los duques de Sussex, Harry y Meghan, la polémica sigue creciendo en torno a ellos. Este jueves supimos por el Palacio de Buckingham que la pareja no compartirá la llegada al mundo de su bebé con el público, ya que quieren que sea algo privado muy al contrario de lo que ha sucedido hasta ahora con el resto de 'baby royals'. Así, la actriz estadounidense ve su deseo cumplido, ya que para ella privacidad es fundamental. Hasta tal punto que le ha valido para que sus propios empleados se hayan revelado.

Según publican este viernes los rotativos británicos, Harry y Meghan han prohibido al personal del Castillo de Windsor que aparquen sus vehículos en el recinto, ya que desde allí se puede divisar su nueva casa, Frogmore Cottage, que está ubicada en estos terrenos pertenecientes a la casa real británica. Esta decisión habría enfurecido a los empleados, que llevan décadas estacionando en ese terreno.

Ahora, se les ha pedido que usen el parking público más cercano, el King Edward VII, que está bastante alejado del área del castillo donde trabajan y que además les cuesta 10 libras al día (más de 10 euros). La zona donde los empleados aparcaban era usada por la familia real para jugar al golf o al cricket, pero desde el 1 de abril se les ha prohibido dejar allí sus coches, ya que estaría demasiado cerca de la residencia de los duques de Sussex.

Según relata 'The Sun' de fuentes del personal de palacio, los empleados están molestos y se sienten menospreciados. "Entendemos con esta decisión que a Harry y Meghan les molesta mirar por la ventana y ver nuestros coches", han indicado. No obstante, desde el Castillo de Windsor aseguran que no han sido ellos los que han impuesto la medida, y que además no se estaba prohibiendo el estacionamiento en el lugar, sino que se redujera.

Según la casa real, es una decisión del superintendente de Palacio, pero los empleados aseguran que les están diciendo que usen el parking público. El personal espera que se den algunos permisos para aparcar en este terreno, pero no serán suficientes para todos. Además, están convencidos de que tiene que ver con la mudanza de Harry y Meghan, pues les anunciaron la medida pocos días antes de que llegaran.

Así, el personal estaría totalmente descontento por ver cómo desde Buckingham les quitan un derecho que hace tiempo tenían y les obligan a gastarse dinero diariamente para poder dejar sus coches. Una noticia que no hace más que echar leña al fuego acerca de la fuerte personalidad de Meghan.

Recordemos que la actriz ya ha perdido a varios miembros de su equipo supuestamente por este motivo, ya que habría tenido malas formas con ellos. Además, tampoco guarda una relación muy estrecha con el resto de miembros de la familia real, los cuales no comparten sus puntos de vista ni su manera de comportarse. Aunque al final siempre acaban rindiéndose a sus exigencias. Como podría ser esta última.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios