Domingo, 18.08.2019 - 01:34 h
La duquesa de Cambridge se habría peleado con su mejor amiga

Kate Middleton, posible víctima de un complot para dañar su imagen pública

Si hace unos días era su cuñada Meghan Markle la que copaba portadas por su supuesto mal genio, ahora sería ella la calificada como "malvada".

Kate Middleton
Kate Middleton podría ser víctima de un complot / EFE

No hay descanso para la familia real británica. Cada semana, nuevos rumores circulan sobre sus miembros los cuales levantan polémicas y suspicacias pasado el Canal de la Mancha. Y casi siempre afectan a las mismas personas: Meghan Markle y Kate Middleton. Ahora es el turno de esta última, quien se habría visto envuelta en una polémica quizá sin buscarlo. Unos rumores que buscarían acabar con su buena imagen pública, después de que primero haya sido su cuñada Meghan la que se habría visto bajo el mismo escrutinio antes.

Según informaron varios tabloides ingleses este fin de semana, Kate se habría distanciado de quien hasta hace poco era una de sus mejores amigas, Rose Hanbury, marquesa de Cholmondeley y vecina de los duques de Cambridge en el condado de Norfolk. Diversas fuentes revelaron que ambas había tenido "una pelea tremenda" y que Kate buscaba sacarla de su círculo de amistades, aislándola de sus influyentes amigos.

Así, el príncipe William se vería en una posición muy complicada, ya que el marido de Rose, David, marqués de Cholmondeley, también es un buen  amigo, de modo que estaría mediando entre las dos mujeres para que hicieran las paces. No obstante, todo este polvorín, que supone una especie de catársis para unos británicos hastiados del Brexit, sería totalmente falso.

De hecho, según revela el 'Daily Mail', ambas parejas habrían pensado en emprender acciones legales, aunque al no tener pruebas sobre quiénes han desatado los rumores han optado por ignorarlos. Porque parece que estos chismes vendrían de lejos, concretamente de finales del año pasado. Pero, ¿de dónde procede realmente esta polémica?

No son amigos íntimos

Todo empezaría cuando en 2014, William y Kate se mudaron a Anmer Hall, la casa de campo cercana a Sandringham que les fue entregada por la Reina Isabel. Un lugar muy cercano a donde reside el conde de Cholmondeley en Houghton Hall, una impresionante mansión construida en la década de 1720 para el primer ministro británico, Sir Robert Walpole. Se trata de una impresionante casa con más de 100 habitaciones que está a pocos kilómetros de la casa de los duques de Cambridge, lo que habría provocado que ambas familias se hicieran íntimas.

El marqués contrajo matrimonio con Rose Hanbury en 2009, la cual se integró en su círculo de amistades, entre las que están algunos de los miembros más importantes de la aristocracia británica. Si bien, los duques de Cambridge no serían realmente tan cercanos a ellos. Sí, son vecinos y tanto Kate como Rose son miembros de la organización benéfica East Anglia Children's Hospices. Pero, se ha llegado a afirmar que los gemelos de los marqueses serían compañeros de juegos del príncipe George, algo que no sería verdad cuando les separan cuatro años de edad. De hecho, el 'Daily Mail' señala que ambas parejas han estado en sus respectivas casas apenas un par de veces de visita.

Por lo tanto, no se trataría de una amistad tan estrecha como se dijo en un principio.  Aunque se llevan bien y se ven de vez en cuando, tanto es así que William y David habrían comentado la noticia entre ellos y se habrían echado a reír, aunque sus esposas están molestas porque tales rumores son falsos y no se llevan mal. De hecho, preparan eventos de caridad juntas. Por ello, se trataría de un falso rumor que tendría por objetivo menoscabar la impoluta imagen de Kate a ojos de la opinión pública.

Porque lo que en principio parecía una broma, ahora se ha vuelto "una información dañina y tóxica" que no está gustando nada a los Cambridge. Sobre todo porque empiezan a desconfiar de su círculo de amigos, al que siempre han elegido con cuidado para, precisamente, proteger su intimidad. No suelen frecuentar a personas tan famosas como Harry y Meghan e intentan que sus salidas de ocio pasen lo más desapercibidas posible. Por eso, ahora les preocupa verse traicionados por alguien de su entorno, algo que buscaría venganza contra la educada y correcta Kate. ¿En qué quedará todo esto?

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios