Miércoles, 13.11.2019 - 18:47 h
Nuevo protocolo

La familia real británica denunciará a quien insulte en redes a Meghan y a Kate

Los Windsor temen que la duquesa de Sussex se convierta en la nueva Lady Di y sea la diana de los usuarios en las redes sociales.

Meghan Markle
La casa real británica quiere proteger a Meghan y Kate en las redes sociales / EFE

La casa real británica ha dicho basta. La llegada de Meghan Markle a la familia ha supuesto una revolución tal que solo tiene comparación con la que fuera su suegra, Lady Di, una mujer que despertó grandes pasiones durante su vida. Pero también animadversión, algo que ahora parece que también le está sucediendo a la duquesa de Sussex, que en las últimas semanas ha sido objeto de insultos y vejaciones en redes sociales por los rumores acerca de su supuesto mal carácter

Por ello, los Windsor no han dudado en salir en su defensa y advertir de que no dudarán en denunciar a la Policía los comentarios que sean abusivos. Tanto los que hagan referencia a Meghan como los dirigidos a su cuñada, Kate Middleton. Así, el Palacio de Buckingham, Clarence House -la residencia del príncipe Charles y Camila- y Kensington Palace -la de los duques de Cambridge y Sussex- han publicado unas nuevas normas para sus seguidores en las redes sociales con las que se ponen serios con los comentarios que generen odio.

Así, se bloqueará a los llamados 'trolls' que envíen mensajes con insultos hacia Meghan o Kate y no dudarán en denunciar ante la Policía los que vayan demasiado lejos. El objetivo es "eliminar los comentarios obscenos, ofensivos o amenazadores para crear un entorno seguro" tanto para la familia real como para sus seguidores en las redes sociales.

Estas nuevas pautas están colgadas en las cuentas de Twitter de la familia real, del Palacio de Kensington y de Clarence House y ya han podido ser consultadas por multitud de usuarios, que de hecho convirtieron este protocolo en 'trending topic' este lunes.

En enero, el Palacio de Kensington reveló que sus asesores pasaban horas eliminado comentarios ofensivos en sus redes sociales hacia Kate y Meghan. Sobre todo, estos hacían referencia a la supuesta mala relación existente entre ambas. Por ello, han sacado estas directrices porque, según los Windsor, el objetivo de sus canales en redes sociales "es crear un entorno en el que nuestra comunidad pueda participar de manera segura en el debate y sea libre de hacer comentarios, preguntas y sugerencias".

Pero, como era de esperar, esta noticia también ha generado polémica en Twitter. Muchos usuarios han criticado que la familia real británica está censurando su libertad de expresión y no han dudado en culpar de ello a Meghan, de quien han llegado a decir que es "una vergüenza para la familia real". 

No obstante, otros tuiteros han visto con buenos ojos la medida, argumentando que de esta forma se podrá defender a las duquesas y que así no tendrán que bloquear a los 'trolls' que lanzan estos mensajes llenos de odio. 

Cabe destacar que hace unos meses, la tenista Serena Williams, que es íntima amiga de Meghan, se ofreció a ayudar al Palacio de Kensington a lidiar con los 'trolls' y comentarios ofensivos en las redes. Ella tiene que soportarlos día tras día por su elevada exposición pública, sobre todo a raíz de que ha sido madre, algo que pronto será la duquesa de Sussex y que también ha servido para verter desagradables comentarios en estos canales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios