Cuida tu pelo

Llegó el otoño: los trucos para evitar la caída del cabello en la nueva estación

Cada otoño sucede lo mismo. Nuestro cabello comienza a caerse por el cambio de estación y tras los daños del sol y la sal en verano.

Cabello
La caída del cabello se puede triplicar en otoño / Pixabay

Ya estamos en otoño en toda regla. Aunque las temperaturas han sido benignas, incluso calurosas, en los primeros días de la nueva estación, ya han comenzado a descender progresivamente para adecuarse a la época en la que estamos, en la que cambiamos el bañador por la chaqueta. Muchas rutinas y hábitos varían cuando entra el otoño, y también nuestro organismo comienza a notarlo.

Uno de los fenómenos típicos de la llegada del otoño es la caída del cabello. Después de un verano en el que el sol, el cloro y la sal lo dañan en exceso, se produce el proceso de caída o recambio, que acelera la caída normal de nuestro pelo. Porque tenemos que tener en cuenta que cada día perdemos entre 50 y 100 pelos, una cifra que se puede triplicar en otoño, cuando además crecen menos y con menor salud que en otras estaciones.

Por eso, es imprescindible llevar a cabo una serie de pasos y rutinas para evitar que esa caída aumente en estas fechas. No hay que alarmarse, simplemente conviene apuntar los siguientes trucos, y ponerlos en marcha, para que nuestra melena se vea igual de sana y luminosa que el resto del año. Y esto es válido tanto para ellas como para ellos.

Desde la firma de cuidado capilar TRESemmé nos dan los siguentes 'tips' para evitar esa desagradable sensación de ir perdiendo pelo durante estos meses. En primer lugar, y lo más importante, es mantener el cabello hidratado. Para ello, aconsejan utilizar mascarilla al menos una vez a la semana, para recuperarlo de la sequedad que deja el verano.

Por otra parte, la alimentación es fundamental. Como ya hemos contado anteriormente, el otoño nos devuelve una serie de alimentos que nos aportan energía, vitaminas y multitud de nutrientes. Por ello, es imprescindible adoptarlos en nuestra dieta y que ésta sea lo más equilibrada posible, con fruta, verdura, legumbres proteína y evitando grasas y, sobre todo, tabaco y alcohol, los cuales también resienten el pelo.

Dos de los principales enemigos de nuestro pelo son el secador y la plancha. Utilizarlos en exceso contribuye a secarlo y a obstruir los folículos en los que nace el pelo. Si no puedes evitar usarlos, sobre todo para no salir con la cabeza mojada cuando hace más fresco, TRESemmé recomienda utilizar un protector térmico antes de aplicarlos, lo que reduce sus efectos adversos y lo protege.

Al peinarnos, también debemos tener cuidado y no hacernos recogidos o peinados muy tirantes, ya que merman el cabello y lo debilitan. Cuando más suelto llevemos el cabello, más sano estará y se evitará la caída. Otro truco es darnos masajes capilares para fomentar sus crecimiento. Y no hace falta ir a la peluquería para que nos den uno; lo podemos hacer nosotros mismos masajeándolo cuando nos lavamos el pelo. 

Por último, y no menos importante, intenta mantener a raya el estrés. Muchas veces, la angustia y los nervios provocan la caída del pelo, y si además sucede en otoño, el cóctel puede ser una bomba para el cabello. Intenta relajarte, tomarte las cosas con filosofía y descargar esa adrenalina en exceso practicando deporte para sacar todo el estrés posible hacia fuera y que no nos perjudique nuestro organismo y nuestra salud.

Ahora en Portada 

Comentarios