Sábado, 04.04.2020 - 11:59 h
En el año 1990

Minerva Piquero sorprende a Pedroche: la odisea de sus campanadas en 1990

La presentadora recuerda que cenó sola un rollito de primavera en un portal, se maquilló ella misma en la escalera, se estropeó el reloj...

Minerva Piquero fue uno de los rostros más famosos de Antena 3
Minerva Piquero fue uno de los rostros más famosos de Antena 3 / EFE

Para la posteridad quedaron aquellos "ocho cuartos" de Minerva Piquero cuando daba las primeras campanadas en Antena 3 desde la Puerta del Sol en el año 1990. Tenía 21 años y no olvidará cómo fue estar sola ante el peligro. "Pagué la novatada de la primera vez", asegura ante la atenta mirada de Cristina Pedroche, que asegura estar nerviosa a falta de horas para que vuelva a ser el centro de atención hasta que desvela  uno de los secretos mejor guardados en Navidad: su vestido.

Junto a Pedroche un gran equipo de la cadena privada más vista en ese último minuto del año hacen posible la conexión desde un balcón de la Puerta del Sol. Minerva eso no lo vivió... Relata en 'Zapeando' que aquel año estuvo "sola". Lució una chaqueta de Valentino que le habían prestado "y si perdía alguna lentejuela la tenía que pagar". Llegó en un taxi con ella metida en una bolsa de plástico y mientras esperaba a su cámara decidió comprarse unos rollitos chinos para cenar. Y se los tomó "sola en el portal". 

También estuvo sola para maquillarse -lo hizo en la escalera- y ante la cámara porque "a última hora me dijeron que mejor sin guion, que dijera lo que quisiera". En algún momento se llevó las campanadas a su terreno asegurando que hacía una noche maravillosa y que ninguna borrasca podía ensuciar ese momento.

Pero no quedó ahí la batería de anécdotas porque el reloj de la Puerta del Sol se estropeó ese día y no se arregló hasta las seis de la tarde. Como favor el relojero oficial a las 16:00 horas invitó a Minerva a que subiera hasta la torre para que escuchara como suenan las campanadas y los cuartos "e imagina la que se lió en la plaza...", recuerda con cariño.

Uno de los rostros más queridos de Antena 3 tenía que dar el paso a Bertín Osborne "pero pasaba muchísimo de mí", asegura. Al final funcionó el reloj, dio las campanadas con el solo error de decir que había ocho cuartos y luego se pasó dos horas en ese portal "porque es imposible salir de allí hasta que no se va mucha gente". 

Solo un año antes Marisa Naranjo fue la encargada de dar las campanadas en La 1 y famoso es su error al confundir los cuartos con las campanadas... "Espero y deseo que ustedes hayan tomado las doce uvas sin precipitación y de acuerdo como hayan sonado", decía al darse cuenta de su error. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING