Lunes, 16.09.2019 - 23:05 h
Acaba de vender una de las mejores

¿Por qué los caballos de Sergio Ramos llevan su apellido? Así es su yeguada

El futbolista ha constituido una yeguada de pura raza que tiene algunos de los mejores ejemplares, lo que supone un gran negocio.

Sergio Ramos recibe la mejor sorpresa en su entrenamiento con la Selección
Sergio Ramos tiene una yeguada de caballos pura sangre / CHANCE

Sergio Ramos ha demostrado en los últimos años que es un avezado empresario que lo mismo invierte en el sector inmobiliario que se convierte en mecenas de nuevos artistas, dando muestras de un gran olfato para los negocios que le ha llevado a tener un importante patrimonio fuera de los campos de fútbol.

Pero si hay un negocio que apasiona al capitán del Real Madrid es su yeguada, pues los caballos son el gran amor de Sergio y de toda su familia. De ahí que hace unos años creara su propia ganadería, llamada Yeguada SR4, que es su acrónimo en el fútbol. De este modo, en poco tiempo el sevillano se ha hecho con un conjunto de caballos que hacen las delicias de los concursos a los que se presentan, teniendo entre sus filas al mismísimo campeón del mundo, su semental, llamado Yucatán.

Se trata del principal semental de la ganadería, el cual ha logrado esa distinción que da todavía más prestigio a la yeguada. Hay que tener en cuenta que hablamos de caballos de pura raza española, lo que históricamente se conoce como "caballo andaluz", una denominación que data de 1912. En concreto, estos caballos se distinguen por ser enérgicos, equilibrados, resistentes, nobles y dóciles, unas condiciones que les están haciendo triunfar bajo el hierro de SR4.

Toda esta yeguada descansa en la espectacular finca donde el futbolista celebró su boda con Pilar Rubio el pasado mes de junio, situada en Bollulos de la Mitación, una localidad sevillana. Esta imponente finca de 44 hectáreas está totalmente preparada para los prestigiosos caballos, pues cuentan con 40 boxes, 9 corraletas, un picadero cubierto, tres pistas al aire libre, dos picaderos redondos y un andador. Allí se ponen a punto para la distintas competiciones que realizan.

Una de las cosas más curiosas de estos ejemplares es que todos llevan el apellido Ramos detrás de sus curiosos nombres. A parte de Yucatán de Ramos, el principal semental, están Silencio de Ramos, Aldeano de Ramos, Bandolero de Ramos o Foco V de Ramos. Mientras que las yeguas se llaman Fama de Ramos, Faraona de Ramos o Décima de Ramos. Así, el futbolista deja su impronta en estos caballos, y no solo él, sino también su familia, ya que la yeguada es el sueño de todos los Ramos, amantes de estos animales desde siempre.

Pero, además de suponer una gran pasión y un prestigio, estos caballos también suponen un importante negocio para el central blanco. Algunos de ellos están a la venta, como sucedió con Pícara de Ramos, una yegua que vendió hace unos días, lo que le ha valido para hacerse con una nueva, llamada Fortuna de Ramos, a la que daban la bienvenida esta semana.

Sergio gestiona su yeguada a través de la sociedad Sermos 32 SL, la cual posee al 100% y de la que es administrador único. Las cuentas de su último ejercicio, el de 2017, reflejan unos ingresos de 2,1 millones de euros, un importante aumento respecto a los 1,6 millones de 2016. Si bien aumentó sus pérdidas desde los 234.000 euros a los cerca de 322.000. Eso sí, lo más importante es que cuenta con un activo de más de 54 millones, si bien hay que matizar que esto no procede solo de la yeguada, pues Sermos 32 también agrupa parte de su negocio inmobiliario.

Así, el capitán del Real Madrid ha encontrado en sus caballos otra importante fuente de ingresos que, además, le da prestigio internacional desde otro punto de vista al margen del fútbol. Porque el mundo equino es donde se suelen mover las grandes fortunas mundiales, que tienen en estos ejemplares una de sus mayores pasiones y, también, de sus negocios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios