Domingo, 20.10.2019 - 07:42 h
Salinas llega a bordo del megayate Azteca

El príncipe Andrés se esconde del 'caso Epstein' en Sotogrande... con sus amigos

Sus visitas a Sotogrande, donde se esconde del 'escándalo Epstein', no son habituales. Amigos como Salinas han llegado para apoyarle.

El matrimonio Salinas con el príncipe Andrés y su exmujer Sara Ferguson en Ascott este pasado Junio.
El matrimonio Salinas con el príncipe Andrés y su exmujer Sara Ferguson en Ascott este pasado junio. / EP

Ayer mismo llegaba a Puerto Banús, el puerto estrella de la Costa del Sol, el megayate Azteca. Una 'embajada' flotante de 72 metros que puede albrgar hasta 12 invitados. A la suite del 'capitán', de 50 metros cuadrados, se le unen cuatro estancias dobles con baño. La embarcación tiene cinco cubiertas, terraza de 100 metros, helipuerto y  una tripulación permanente de 20 personas. Todo a medida de Francisco Hernando 'El Pocero', su ostentoso primer titular. Su actual propietario es el magnate mexicano Ricardo Salinas, dueño de Azteca TV, íntimo amigo del príncipe Andrés de Inglaterra, el hombre en el ojo del huracán por su fotos en la mansión del pedófilo estadounidense Jeffrey Epstein que han difundido los voraces tabloides británicos.

El empresario Ricardo Salinas y su esposa -la diseñadora y decoradora María Laura Medina- tienen una estrecha relación con el príncipe Andrés y su exmujer Sara Ferguson, con quién la amistad es más intensa que nunca. Se les pudo ver juntos en las carreras de Ascott del inicio del verano, así como en monterías privadas que la esposa del magnate no tiene problema en difundir en sus redes sociales. Y ahora que el príncipe Andres sufre más que nunca el escarnio socialy su exmujer le tiene 'escondido' en un complejo de lujo en Sotogrande, Cádiz, cualquier visita es bien recibida. 

Los Salinas y el príncipe Andrés han coincidido varias veces en Sandringham House, una casa de campo y coto de caza de 32 km cuadrados de terreno, cerca del pueblo de Sandringham en Norfolk, Inglaterra. Desde que el rey Jorge VI murió en en este lugar en 1952, la reina Isabel II ha tenido la costumbre de pasar los aniversarios de la muerte de su padre allí, en privado junto con su familia. Cada año es su residencia hasta febrero. Son habituales las cacerías de miembros de la realeza con amigos como los Salinas.

Vista general de La Marina de Sotogrande, Cádiz
Vista general de La Marina de Sotogrande, Cádiz / D.R.

Sarah Ferguson también tiene una fuerte amistad María Laura, la mujer de Salinas. Cuando se dejan ver parecen inseparables, a pesar de la gran corte de gente que les rodea estos días. Ferguson ha elegido la privacidad extrema de la elitista urbanización de Sotogrande en San Roque, Cádiz, alejada de la exposición de la cercana Marbella. Según desveló el diario 'Daily Mail', a las tres de la tarde del pasado miércoles aterrizaban en un avión privado en el aeropuerto de la ciudad, donde les esperaba en una limusiona para trasladarles a una espectacular villa de Sotogrande. 

Según el 'Daily Mail', en esta localidad gaditana han alquilado una exclusiva mansión -valorada en 38 millones de libras- rodeada de vegetación que les brinda esa privacidad que tanto codician en un momento especialmente delicado para el Príncipe Andrés, después del aparente suicidio en Nueva York del pedófilo Jeffrey Epstein, al que le unía una estrecha amistad. El suceso forma parte de una demanda presentada en 2015 contra Epstein y su amiga Ghislaine Maxwell por Virginia Giuffre, quien los acusaba de proxenetismo y ha aportado material gráfico que implicaban a figuras relevantes como el hijo de la Reina de Inglaterra.

Sara Ferguson, una ex habituada a la polémica

Andrés cuenta con el apoyo incondicional de Buckingham y de su familia. "Sarah insistió en que se fueran de vacaciones para cuidarlo y mostrarle al mundo que lo respalda", comentó una fuente de la Familia Real al diario 'The Sun'. Según Virginia Giuffre, hasta en tres ocasiones tuvo relaciones sexuales con el hijo de la reina Isabel II: una en Londres cuando tenía 17 años; otra en Nueva York, también con 17, y otra en una orgía en la que también participó Epstein, cuando ya tenía 18 años. Fue el millonario quien le pidió que llevase amigas jóvenes.

Ferguson conoce bien qué es estar en el ojo del huracán. Ha sido protagonista de varios escándalos que han salpicado al palacio de Buckingham. En 2010, fue grabada por el 'News of the World' vendiendo favores de su exmarido a cambio de medio millón de libras (574.000 euros). Y no todo es tan antiguo: Ferguson fue acusada en Turquía de filmar ilegalmente a los niños de un orfanato de Ankara. La Fiscalía pidió 22 años de cárcel para ella por su documental "Duquesas e hijas: una misión secreta", en el que denunciaba las condiciones de vida de los pequeños en estos centros. Dijo que fue allí en calidad de madre.

Su amigo Ricardo Salinas también tiene práctica en esto de sortear las críticas. Sobre todo el lcaso de Unefon con la empresa canadiense Nortel, en el cual las autoridades bursátiles de Estados Unidos (Securities and Exchange Commission) presentaron una demanda civil ​su en contra. La SEC lo acusó de no informar debidamente sobre una triangulación con una deuda de Unefon. El empresario negó las acusaciones, pero aun así acordó pagar una multa de 7,5 millones de dólares impuesta por la misma comisión. Además, Salinas Pliego fue imposibilitado para ejercer cualquier cargo directivo con compañías públicas de los Estados Unidos durante cinco años. La prohibición le duró hasta 2010.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios