Domingo, 20.10.2019 - 11:42 h

Los niños que imitan a los personajes de las series se relacionan con más dificultad

'La Patrulla Canina', que fomenta la amistad, es la serie más vista. Los niños admiten que las series les enseñan a no discutir, según un estudio del Colegio de Pedagogos de Cataluña.

Los pedagogos señalan que los adultos deberían ver las series con sus hijos, comentarlas con el fin de desarrollar su imaginación, pensamiento crítico y una reflexión personal.

Los niños que imitan a los personajes de las series se relacionan con más dificultad

La mitad de los niños que imitan a los personajes de las series infantiles que ven se relacionan con más dificultad con sus compañeros y profesores que el resto. Mientras, la serie más demandada en el último año es La Patrulla Canina, un espacio de dibujos animados que aporta valores de compañerismo y la amistad, y la mayoría de los más pequeños creen que los dibujos animados enseñan a no discutir por cosas mínimas y a ayudar a los demás.

Así se desprende del estudio Sèries infantils. Una aproximació d’anàlisi pedagògica, elaborado las pedagogas Anna Ferré Caraballo y Victòria Gómez Serés, que forman parte del Grupo de Trabajo de Juego y Juguete del Colegio de Pedagogos de Catalunya, en el que se han analizado al detalle y a través de encuestas las series que ven nuestros hijos y los valores que transmiten.

El estudio destaca que un 73% de las familias visualiza estos espacios entre las 19 horas y las 21 horas, mientras que un 30% lo hace entre las 17 horas y las 19 horas. Incluso, hay un 8% de familias que las ven a partir de las 21 horas, un horario en el que la mayoría niños debería estar durmiendo.

Te puede interesar: Estas son las mejores series de 2016

Además, señala que tanto las familias como los niños el 82% de los entrevistados ve las series infantiles menos de 2 horas al día y más de la mitad de las familias reconocen haber visto alguna serie infantil durante las comidas.Lo más demandado

Referente a las series infantiles más vistas y con más demanda en el último año, La Patrulla Canina ocupa el primer lugar. Esta serie aporta valores que fomentan la cooperación, el trabajo en equipo y la amistad.

No obstante, la mayoría de niños entrevistados reconocen que ven Doraemon y Tom y Jerry, dato que coincide con las respuestas de las familias encuestadas.

Además, los padres aseguran que Peppa Pig, Bob Esponja, Shin Chan y Cordero Shaun son de las más vistas por sus hijos, dato que también coincide con las respuestas de los maestros encuestados.Qué aprenden de las series

Más de la mitad de los niños entrevistados argumentan que en las series infantiles aprenden las posibilidades del trabajo en equipo, a tener en cuenta el compañerismo, a saberse respetar, a no pelearse ni discutir por pequeñas cosas. También hablan del valor de la familia y el hecho de que siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Un 70% de los encuestados visualizan las series infantiles con sus hijos de forma periódica y dialogan con ellos sobre las situaciones que viven los personajes. Al mismo tiempo, admiten que algunas veces prohíben algún fragmento a sus hijos.Los problemas de imitar a personajes de las series

El estudio destaca que después de valorar los cuestionarios de los maestros, se constata que los alumnos que imitan actitudes de los personajes de las series infantiles que miran tienen más dificultades de relación con los compañeros y maestros, concretamente un 48%, mientras que hay un porcentaje muy inferior que tiene dificultades en el aprendizaje.

También se ha podido detectar que algunos niños tienen juguetes de su personaje preferido, pero es un dato que independiente al momento del día en que miran la serie infantil o al número de horas que dedican.

Un 62% de los comerciantes entrevistados afirman que los juegos relacionados con las series infantiles suelen ser individuales y que a partir de ahí los niños juegan entre ellos y que la mayoría de las veces hay una diferenciación entre los juguetes de los niños y las de las niñas, menos en alguna serie, como La Patrulla Canina, en el que un 25% de los entrevistados creen que es bastante neutral.Las propuestas pedagógicas para las familias

El estudio señala que para que las series tengan un componente más pedagógicos, los adultos deberían ayudar a los niños a tener un conocimiento más amplio y profundo sobre lo que mira, desarrollando su imaginación, creatividad, pensamiento crítico y reflexión personal.

Así, el niño el niño se sentirá con más seguridad y confianza y, por tanto, su fortaleza personal podrá crecer, aseguran e indican que al mismo tiempo, el vínculo entre padres e hijos se podrá fortalecer.

Además, se ayuda al niño a mejorar su expresión oral y a plantearse preguntas sobre las situaciones que los personajes de las series viven. "Entonces, será capaz de diferenciar los roles que están presentes y en interpretar las emociones y experiencias vividas a través de las series y así ser una persona más creativa y abierta", señalan.

"De esta manera, en el proceso de acompañar al niño, estaremos potenciando a desarrollar sus habilidades motrices, cognitivas, afectivas y sociales", destacan. 

Por último, el estudio apunta que hay que tener presente la gestión del tiempo en la visualización de la serie, sin impedir los momentos en que la familia puede establecer un diálogo más cercano y profundo, como podría ser durante las comidas y que es importante que a la hora de ir a comprar un juego o un juguete la elección se haga pensando en el tipo de material; en la edad del niño; que se pueda experimentar y manipular; el hecho de que ayude a desarrollar la imaginación y la creatividad; y que potencie las habilidades cognitivas, motrices y sociales.El papel de los padres

María Victoria Gómez, directora del proyecto, durante la presentación de estudio explicó que una vez el niño está viendo una serie televisiva o jugando con aquel juego / juguete de la serie, es necesario que una persona de la familia le guíe y le acompañe. Apunta que se deben ver las series con los niños y saber que miran y que ven, además de mantener un diálogo cercano sobre su personaje preferido, la situación que más le gusta y cómo se ha sentido.

Por su parte, Anna Ferré, coordinadora del proyecto, destacó que un porcentaje elevado de niños mira las series infantiles por la tarde-noche, y que una de las series infantiles más vistas fomenta valores basados en la cooperación, trabajo en equipo y la amistad, aunque también hay otros bastante populares que fomentan la diferenciación por razones de género y la pelea como medio para resolver los conflictos, valores estos que el niño después reproduce con sus iguales, ya sea en casa , en la escuela o en los espacios de ocio.

Como propuesta pedagógica para las familias, Ferré destacó que a través del acompañamiento constante de un adulto se ayuda al niño al desarrollo de pensamiento crítico y la reflexión personal, a sentirse seguro y confiado, a mejorar la expresión oral, a interpretar las experiencias vividas a través de las series y así promover la creatividad y la socialización. 

Ahora en Portada 

Comentarios