Jueves, 27.06.2019 - 07:03 h
De Yves Saint Laurent y Chanel

Los dos 'vestidazos' de Carlota Casiraghi en su boda de ensueño en Mónaco

La princesa se casó el pasado sábado con el productor Dimitri Rassamm y volvió a demostrar porque es una de las mujeres más elegantes de la realeza.

Carlota
Carlota lució dos impresionantes vestido en su boda con Dimitri Rassam / EP

Mónaco se levanta este lunes con la 'resaca' de la boda real que vivió este pasado fin de semana. La más esperada de los últimos años, pues se casaba la hija de la princesa Carolina, Carlota, una de las jóvenes más bellas y admiradas de las monarquías europeas. Ha sido el productor de cine Dimitri Rassam el que ha logrado que la princesa pase por la vicaría, pues no ha sucedido lo mismo con sus anteriores parejas, de ahí la gran expectación que había con este enlace.

Por ello, teniendo en cuenta que Carlota es una de las 'royals' preferidas de las firmas de lujo -su madre era íntima de Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel y Fendi- y que ha llegado a hacer sus pinitos como modelo, su vestido de novia era lo más esperado del enlace. Y como buena 'fashionista' que es, no hubo un vestido, sino dos, a cada cual más impresionante. 

Para casarse, Carlota se decantó por un minivestido de Yves Saint Laurent de encaje en color gris con tres grandes lazos repartidos por el cuerpo, el cual le sentaba de fábula y resaltaba su envidiable físico. Una creación exclusiva de Antonhy Vacarello, el director creativo, para ella con la que estaba radiante y que suponía un guiño a su abuela, la actriz Grace Kelly, pues ella llevó un dos piezas del mismo color y tejido para su boda civil con el príncipe Rainiero de Mónaco en 1956. 

La nieta de la actriz Grace kelly y de Rainiero de Mónaco y Dimitri Rassam. /Francoise.dumas/Instagram
Carlota lució un minivestido de Yves Saint Laurent para el enlace civil /Francoise.dumas/Instagram

Pero si este vestido ya nos conquistó, el de la fiesta posterior nos dejó sin palabras, pues con él Carlota parecía una diva de Hollywood, tal y como lo fue su abuela. En este caso, se decantó por Chanel, marca con la que los Grimaldi mantienen una magnífica relación, con el que estaba espectacular. Se trataba de un vestido color marfil de palabra de honor con la falda voluminosa para el que se decantó por un peinado 'efecto mojado' que le daba aún más el toque cinematográfico.

Carlota
Carlota lució un Chanel para la fiesta posterior a la boda / EP

Además, el homenaje a su abuela fue total por el colgante que lucía. Se trata de un impresionante collar de Cartier que era propiedad de Grace Kelly, con el que quiso rendirle homenaje a la fallecida actriz en este día tan especial. Y es que Carlota siempre ha sido comparada con ella, pues además de su parecido físico, ha heredado su elegancia y saber estar. Por ello, el recuerdo de Grace no podía faltar en un día tan especial para la princesa más bella.

Ahora en Portada 

Comentarios