Martes, 25.02.2020 - 07:47 h
25 operaciones con éxito

El Clínic ya realiza cirugías endoscópicas en 3D... las primeras en todo el mundo

La técnica se ha aplicado solo a pacientes con un agrandamiento de la próstata que padecen la mitad de los hombres a los 60 años.

Operación renal en el Hospital Clínic
El Clínic ya realiza cirugías endoscópicas en 3D... las primeras en todo el mundo / CLÍNIC

El Hospital Clínic de Barcelona ha anotado un nuevo tanto para la sanidad en España al coronarse como el primer centro en ejecutar cirugías endoscópicas de próstata en 3D de todo el mundo. Esta técnica, a la vanguardia en el sector sanitario, permite a los cirujanos operar con una mayor precisión, además de sin tanto sangrado, y con la que ya se han hecho 25 operaciones con éxito.

El doctor Antonio Alcaraz, jefe del Servicio de Urología del centro, ha presentado esta técnica este mismo lunes en rueda de prensa junto al doctor Javier Sánchez, cirujano del mismo servicio, y ambos han señalado que es la primera vez que este sistema se emplea a nivel mundial. Además, Alcaraz ha explicado que la innovación se ha aplicado, por el momento, únicamente a pacientes con hiperplasia benigna de próstata, un agrandamiento de este órgano que padecen la mitad de los hombres a los 60 años, y que es más elevada a los 85 años, con un 90 % de afectados. 

La afección implica que, a medida que la glándula de la próstata aumenta, aumenta la obstrucción del flujo de orina en la uretra, lo que incrementa la función de la vejiga para eliminar el fluido, tal y como ha indicado el jefe del Servicio de Urología. "Con el tiempo, el problema se agrava y con frecuencia la vejiga no llega a vaciar toda la orina", de ahí la necesidad de operar para eliminar y extraer el exceso de tejido que bloquea la uretra, ha precisado el jefe de Urología.

Alcaraz ha indicado que, hasta ahora, en su servicio se hacían las endoscopias (entrar en el cuerpo humano por uno de sus orificios naturales con un instrumento en forma de tubo para observar el interior) con una visión 2D pero que "esto supone trabajar sólo con un ojo y con el otro tapado". El nuevo sistema aporta una mayor seguridad al cirujano: "Ahora, con el 3D, el paso es muy relevante porque preservamos mejor los esfínteres (del paciente) y que haya menos sangrado durante la operación", asegura.

Durante una endoscopia, el profesional de la cirugía inserta el endoscopio en el cuerpo de una persona, que en el caso de los afectados por hiperplasia benigna de próstata se hace por el pene, y un láser que pasa a través del visor libera energía para contraer o eliminar el exceso de tejido que impide el flujo de orina.

La mayoría de los endoscopios son tubos delgados con una potente fuente de luz y una cámara miniatura en el extremo, con un canal a través del cual el médico inserta herramientas para recolectar tejido o proporcionar tratamiento. El doctor Sánchez ha precisado que el aparato del Clínic convierte el 2D en 3D en tiempo real, al mismo tiempo que el cirujano opera al paciente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING