Martes, 21.08.2018 - 02:19 h
El juez decretó prisión provisional

La niña asesinada en Vilanova murió por asfixia y no fue violada, según la autopsia

No se han encontrado signos de penetración pero la menor de 13 años tenía diversas lesiones de arma blanca justo antes o después de morir.

Presunto asesino de Laia
Presunto asesino de Laia / EFE

La investigación por la muerte de Laia, la menor asesinada en la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú, confirma que murió asfixiada y descarta la violación, debido a que no se han encontrado signos que determinen que hubo penetración. El informe forense no detalla si fue estrangulada o ahogada, pero sí explica que pudo haber tenido lugar algún tipo de tocamiento. 

La revelación definitiva de la autopsia arroja luz sobre el caso de Laia, que fue hallada sin vida debajo de un colchón por dos tíos de la víctima en el domicilio del presunto asesino, de 42 años y residente en el mismo bloque de pisos de sus abuelos paternos. Durante la investigación, con el fin de realizar una inspección ocular, los agentes trasladaron al sospechoso junto a una comitiva judicial. A las puertas del domicilio se concentró más de un centenar de vecinos en señal de rechazo a los hechos presuntamente criminales.

Un primer informe del forense revelaba que la niña de 13 años de edad murió estrangulada y que posteriormente fue apuñalada. En la jornada de hoy se ha confirmado, finalmente, que la menor fue ahogada, aunque se desconoce la causa y que la menor tenía diversas lesiones de arma blanca perimortem (justo antes o justo después de morir), que no fueron causa de la muerte, todas en la parte superior del cuerpo. Además, fuentes cercanas al caso han informado que pudo haber algún tipo de tocamiento.

El presunto homicida de la menor fue detenido la noche del lunes poco después de que ocurriera el crimen y, tras pasar a disposición judicial, ingresó el viernes en la unidad hospitalaria psiquiátrica del centro penitenciario de Brians I en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde sigue ingresado.

Juan Francisco López Ortiz, presunto asesino de Laia, quien fue sometido a una exploración forense solicitada por la magistrada para determinar si se encontraba en condiciones de declarar, insistió durante su declaración ante la juez que no se acuerda de nada. Durante las tres horas que duró su declaración, en la que respondió solo a preguntas de su defensa, declaró que había perdido un juego de llaves y que desde hacía días notaba que faltaban cosas en su casa. Cabe destacar que el detenido cuenta con un antecedente por violencia doméstica durante su proceso de divorcio..

Más de una decena de testigos han sido citados este jueves en el Juzgado de Instrucción 1 de Vilanova i la Geltrú, que instruye el caso. Entre ellos, se encuentran los dos tíos de la menor que hallaron el cadáver en casa del detenido, la exmujer del principal sospechoso, tres vecinos y agentes de los Mossos y la Policía Local que actuaron en el caso.

A las 9.30 horas se iniciarán las declaraciones y está previsto que se prolonguen durante toda la mañana, según fuentes jurídicas, y en los próximos días se pedirán nuevos exámenes psicológicos al detenido, que no está previsto de momento que vuelva a declarar y que continúa ingresado en la el hospital psiquiátrico del centro penitenciario barcelonés de Brians I en Sant Esteve Sesrovires.

El Juzgado de Instrucción 1 de Vilanova decretó el pasado jueves por la noche prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido por los presuntos delitos de homicidio o asesinato y de agresión sexual.

La niña asesinada en Vilanova murió por asfixia y no fue violada, según la autopsia

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios