Lo amardazaron

Matan a un perro por asfixia tras atarle con cinta aislante en Lanzarote

Un hombre de 39 años y una mujer de 41 han sido condenados a cuatro meses de prisión pero no irán a la cárcel. Seguirán un tratamiento de rehabilitación.

Timple, el perro asfixiado por una pareja en Lanzarote.
Timple, el perro asfixiado por una pareja en Lanzarote.
Canva.

Un hombre de 39 años y una mujer de 41 han sido condenados a cuatro meses de prisión por un delito de maltrato animal con resultado de muerte. Según informó 'Diario de Lanzarote', los agresores mataron a un perri por asfixia tras atarle y amordazarle con cinta aislante en una finca de Teguise (Lanzarote).

El perro, cuyo nombre era Timple, era conocido en la zona por llevar años vagabundeando. La protectora Bienestar Animal intentó capturarlo para curar sus heridas, pero no lo consiguió.

El día 18 de julio, el can apareció en la casa de la pareja que, a la postre, sería condenada. Cuando llegó le ataron las cuatro patas, el cuello y le pusieron cinta aislante en el hocico. "Puestos de acuerdo y con idéntico ánimo de atentar contra la integridad física de un perro callejero”, pusieron fin a la vida del animal, que murió asfixiado.

Después de que Timple se colara en la vivienda y lo retuviesen, la pareja llamó a la protectora Bienestar Animal, pero cuando un trabajador de este organismo acudió a la vivienda, el animal ya estaba muerto.

Juicio rápido sin pena de cárcel

El trabajador explicó en el juicio que "la mujer no presentaba símbolos de sentirse arrepentida por lo que había sucedido". A pesar de la condena de cuatro meses de cárcel, ninguno de los condenados entrará en prisión ya que el Juzgado de Instrucción número uno de Arrecife suspende la pena condicionada a que no cometan otro delito en este periodo y que cumplan con un tratamiento de rehabilitación.

Mostrar comentarios