Miércoles, 17.07.2019 - 21:18 h

Rusia acusa a Ucrania de violar las Convenciones de Ginebra por bombardear a civiles

Rusia ha acusado a Ucrania de violar las Convenciones de Ginebra --las leyes de la guerra-- con los bombardeos masivos que las fuerzas gubernamentales habrían llevado a cabo de madrugada sobre la ciudad de Donestk, en el este del país.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, ha denunciado que las tropas leales al Gobierno de Petro Poroshenko han atacado con armas pesadas, incluso lanzacohetes, los barrios residenciales de Donestk, según informa la agencia de noticias Sputnik.

"Este ataque bárbaro no tiene ninguna justificación", ha considerado la portavoz rusa en una rueda de prensa concedida este viernes. "Solo los vándalos pueden bombardear una ciudad que duerme y matar a los civiles", ha subrayado.

Zajarova ha aseverado que con estos bombardeos Ucrania "ha violado burdamente, no solo las Convenciones de Ginebra de 1949", que obligan a las partes en conflicto a evitar objetivos civiles, "sino también todas las normas morales".

De acuerdo con el jefe de la administración oficial de Donestk, Pavel Zhebrivski, al menos dos personas han muerto y otras tres han resultado heridas esta noche en la localidad de Avdiyivka, epicentro de la nueva escalada de violencia en el este de Ucrania.

Zhebrivski ha detallado que los fallecidos son una vecina y un miembro del Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania, mientras que los heridos son otro miembro de dicha agencia oficial, otro residente local y un fotógrafo extranjero.

Por su parte, el centro de prensa de la operación militar lanzada por el Gobierno de Poroshenko ha informado de la muerte de cuatro militares por los enfrentamientos de las últimas 24 horas en las localidades de Avdiyivka, Luganskoe y Marinka.

ÚLTIMOS ENFRENTAMIENTOS

El Ejército ucraniano denunció el pasado domingo que los separatistas prorrusos habían lanzado un ataque contra Avdiyivka, ubicada al norte de la ciudad de Donetsk y controlada por las tropas gubernamentales.

Desde entonces, más de una decena de militares y varios milicianos han muerto en los combates, que han dejado a la localidad sin suministros básicos, lo que ha llevado a las partes a pactar una breve tregua para reparar las infraestructuras civiles.

La misión de observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) también ha alertado sobre la situación de la ciudad de Yasinovátaya, en manos de las milicias que persiguen la secesión de Ucrania.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, por su parte, ha manifestado su preocupación por el "peligroso deterioro" de la situación en el este de Ucrania y han reclamado "una vuelta inmediata al régimen de alto el fuego".

Las tropas ucranianas y los separatistas prorrusos se enfrentan desde 2014 en las regiones de Donestk y Lugansk, en el este del país. Desde entonces más de 10.000 personas han muerto y más de 22.000 han resultado heridas, según datos de la ONU.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios