Martes, 15.10.2019 - 14:12 h
La última moda de los VIP

Empresarios, nobles y toreros... Así cierran y reorganizan los ricos sus sicavs

Masaveu, Gordillo, nobles y empresarios como ‘Los Castillo' son algunas de las sagas empresariales que han liquidado estas sociedades.

Castillo
Pedro Agustín del Castillo, presidente de Binter / EFE

Si hasta hace unos años, las familias de alcurnia de nuestra élite empresarial convertían las célebres sicavs, sociedades de inversión de capital variable, en el centro de sus operaciones empresariales, en el año que acaba el Registro da buena cuenta de cómo, poco a poco, muchos han desistido de estos vehículos empresariales que les permite tributar sus beneficios al 1% en lugar del 25%, el tipo nominal del impuesto sobre Sociedades. Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el mes de noviembre cerró con 2.862 de sicavs, un dato que nos lleva a niveles de 2003. Es más, la realidad registral es más cruda: en 2017 se ha cerrado más de una sicav por día.

Hace unos días, la CNMV ha publicado la transformación en anónima de Alraya de Inversiones sicav, presidida por Martín Castro Masaveu junto a su hermana Alicia Castro en el puesto de consejera. La entidad tenía un patrimonio que oscilaba en los 7,4 millones y 113 accionistas.

Los Masaveu pertenecen a una saga asturiana que figura entre las veinte familias más ricas de nuestro país con intereses en el sector financiero (crearon la Banca Masaveu a finales del siglo XIX y están detrás de Liberbank) y en el sector cementero además de sus propias bodegas (Bodega Murua, Pagos de Aráiz, Bodegas Filaboa, entre otras), una red de aparcamientos o una inmobiliaria con edificios en Houston, Miami o Washington.

En 2005 el patriarca del clan, Elías Masaveu, falleció tras una larga enfermedad y fue su hijo y primogénito, Fernando Masaveu Herrero, quien se convirtió en el jefe de la quinta generación al frente de la poderosa Corporación Masaveu y la fundación del mismo nombre con el apoyo de la prima de su padre, Cristina Masaveu Peterson. Fernando y sus cuatro hermanos controlan el 55% del imperio asturiano, pero un 4% está en poder de su tía María Josefa Masaveu, hermana del difunto Elías y sus hijos, Martín y Alicia Castro Masaveu.

Puede decirse, con cierta distancia, que Martín y Alicia son la ‘rama pobre’ de la familia. Además de su participación en negocios familiares, inmuebles y centros comerciales llamados Alcalá Atenea, Marín es abogado y Alicia ostenta el cargo de consejera y responsable de Relaciones Institucionales del grupo Tudela Veguín S.A., matriz del Grupo Masaveu. Antes tuvo una larga carrera política. Fue miembro del comité ejecutivo nacional del Partido Popular, diputada regional entre 1982 y 1987, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Oviedo entre 1991 y 1999 y diputada nacional durante tres legislaturas.

La muerte de Canalsa Bolsa SICAV y Kelso Braton SICAV

También desde el 30 de noviembre consta la muerte oficial de Canalsa Bolsa SICAV, la entidad liderada por Luis Canales Burguillo, el fundador y cabeza visible de los Supermercados Alcosto, hasta que lo adquirió Eroski en 2003 por 300 millones de euros. Tras dicha operación, Burgillo constituyó la Inmobiliaria Lualca para gestionar los activos inmobiliarios de su red de supermercados. Sin embargo, la burbuja y sus aventuras inmobiliarias en Realia y Reyal Urbis le pasaron factura. Hasta 2011 ocupó el puesto de vicepresidente de la última, momento en el que decidió desvincularse de la entidad, según dijo entonces, “por motivos empresariales”. Burguillo sigue operando a través de empresas como el Grupo Lualca que construye en zonas de lujo como Pozuelo o Majadahonda.


Otros que se han apuntado a la ‘fiebre’ de cerrar su sicav son ‘Los Castillo’, una familia con apellido nobiliario y orígenes canarios que se codea con las fortunas nacionales con un patrimonio de más de 700 millones de euros. Dice el Registro Mercantil que han puesto punto y final a su aventura en Kelso Braton SICAV, una sociedad en la que estaba implicada Pedro del Castillo y Bravo de Laguna, presidente de la sociedad, y Pedro Agustín del Castillo Machado, su primo y presidente de las aerolíneas Binter y la Fundación Amurga, desde la que se manejan el mecenazgo familiar. También la hija de éste, Susana del Castillo Bello.

El clan está detrás del desarrollo económico de la islas en intereses tan diversos como el cultivo del plátano, la caña de azúcar, de cereales, viñedos y son los artífices del turismo en Maspalomas, al sur de Gran Canaria. También lucen el condado de la Vega Grande desde 1777, según cuentan en el libro que explica la historia familiar.

La opción de la fusión

Lo cierto es que los últimos años, quizás por la presión de Hacienda –al negarles la neutralidad empresarial- o la social, no son pocos los empresarios que se han deshecho de estos instrumentos empresariales. Muchas no se extinguen, sino que se fusionan con otras, bien podría ser para adelantarse a los futuros requisitos fiscales o por razones de optimización. Hacienda ya ha prepara un texto para vigilar las fusiones entre estas entidades.

Tras el boom de estos instrumentos, algunos como la hermana del Rey emérito, Pilar de Borbón y Borbón, que presidía Labiernag 2000 junto a sus cinco hijos, abandonó la entidad en manos de Gaspar Coves, empresario dedicado al negocio del Bingo en la Comunidad Valenciana. También Rafael del Pino o los Andic hicieron lo propio con las once sicavs que gestionaban cerca de 650 millones de euros. También Beatriz de Hohenhole, la hermana del gran artífice de Marbella en los 80, se despidió de Capital Langeburg hace poco más de un año.

GQuesadas Inversiones tuvo su último apunte este mes de diciembre. Presidida por Fernando Quesada Mejías acompañado de su hermano Javier como consejero representan la tercera generación de la familia Quesada propietaria del hotel Room Mate Larios situada en la calle del mismo nombre y una de las más caras en Málaga. Fue su tío abuelo José Quesada quien compró a la acaudalada familia Larios casi toda la calle cuando necesitaban liquidez. Su fortuna y sus posesiones en fincas se ha llegado a comparar a la de la familia Domecq en Andalucía. Ellos han sido protagonistas de varias operaciones inmobiliarias que han ocupado titulares en la ciudad como la venta de la parcela de la fábrica de amoniaco al Ayuntamiento.

También ha caído Monte de Valores presidida por Victoria Soler Luján, hija del empresario valenciano Bautista Soler Crespo, uno de los mayores fortunas valencianas labradas en la construcción que saltó a los titulares cuando se convirtió en accionista de Metrovacesa, Dicen que no se entiende el crecimiento urbanístico de Valencia sin este empresario que también invirtió en otras de sus pasiones: el cine, propietario de numerosas salas, y el fútbol, cuando se convirtió en el mayor accionista del Valencia. El imperio ha sufrido en los últimos años el revés de la crisis. Si los cines quedaron en manos de sus hijos, la crisis inmobiliaria ha lastrado algunas de sus empresas de construcción que mantienen deudas con Hacienda. Bautista Soler liquidó otra de sus sicavs, Alibus Inveriones, hace unos meses.

Otros no han desistido de ellas, pero no han introducido cambios como una rama de la saga Benjumea. Según consta en el libro oficial de las empresas, pusieron punto y final a su aventura en Bencava Inversiones SICAV, constituida en 1999. Al frente de la sociedad constaba como presidente Javier Benjumea de Vaca y su hija Sofía Benjumea Urizar, como consejera. La sociedad pasa a manos de Esteban Gridilla Ferrer, director de carteras de Lloyds Bank International, con un nuevo nombre, Fintech Income Sicav, pero Javier Benjumea ha desaparecido de su gestión para situarse como accionista mayoritario con un poco más del 97% de las acciones y el resto repartido entre sus hijas, Sofía e Irene.

Los Benjumea pertenecen a una familia de terratenientes andaluces que se mueven con facilidad en entornos financieros. Fue Javier Benjumea Puigcerver, marqués de Puebla Cazalla, quien presidió Altos Hornos de Vizcaya y fundó Abengoa. Joaquín Benjumea Burín, primer conde Benjumea, llegó a ser gobernador del Banco de España. Javier es hijo de Francisco Benjumea y Heredia, conde de Guadalhorce, y Matilde Cabeza de Vaca y Garret, condesa del Peñón de la Vega. El título lo ostenta ahora su hermana Isabel, conocida ganadera de reses bravas, después de una pelea familiar con su hermano Rafael, ex consejero de Abengoa Urbis. Javier estudió en Deusto y se casó con Soledad Urizar, vinculada a los fundadores del BBVA. Se especializó en comprar empresas en quiebras que después revendía bajo la marca Mercapital, trabajó como Director de Inversiones en el Banco Urquizo y es el actual presidente de Realza.


Sofía llegó de la mano de su tía María a la Red. Primero, en Infoempleo, un portal que fundó ella misma hasta que logró ponerse al frente The South Summit , un evento tecnológico que se celebra en Madrid para impulsado por el Instituto de Empresa con el que su familia está muy vinculado, para después ponerse al mando de un buque innovador como es Google Campus, que facilita un lugar para que los emprendedores creen y se relacionen entre ellos.

El caso de los toreros

En el mundo del toreo, hay quien también se ha deshecho de su sicav. Es el caso de ‘El Cordobés’, quien decidió extinguir Mirabel 08 Inversiones, con un capital de 6,7 millones de euros, hace unos meses a pesar de que desde 2008 gestionaba con ella parte de las inversiones familiares. En ella estaba implicada su hijo Julio Benítez Freysse, como presidente y su ex mujer Martina Fraysse en el cargo de consejera y secretaria desde 2014. También ‘El Juli’ echó el cierre de Rodeo de Inversiones de la que poseía el 99% de sus acciones después de cerrar 2016 con un patrimonio de 5,24 millones de euros. No serán los últimos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios