Miércoles, 11.12.2019 - 01:38 h
La mayor desde 2008

Batet exprime la oferta pública de empleo con 31.000 plazas... y se la juega con la UE

Pese a la prórroga presupuestaria ha tirado del escaso margen que quedaba y habrá un 5% adicional en la tasa de reposición de determinadas áreas.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, interviene en la sesión de control al Gobierno del Senado (EFE/ Juan Carlos Hidalgo)
Batet exprime al máximo la OPE con 31.000 plazas... y se la juega con Bruselas. / EFE

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública que dirige Meritxell Batet ha decidido exprimir al máximo los márgenes que le dejaban la tasa de reposición fijada por los Presupuestos de 2018 que elaboró el Ejecutivo de Mariano Rajoy y las limitaciones, vinculadas al déficit, impuestas desde la Unión Europea, para sacar adelante una Oferta de Empleo Público casi histórica que será ratificada este viernes por el Consejo de Ministros. Así, a menos de un mes de los comicios generales y a dos de los autonómicos y locales, el Ejecutivo socialista ha decidido apostar de lleno por crear más empleo público, lo que generará un incremento importante de gasto que pondrá bajo lupa Bruselas.

Tras la tímida oferta del miércoles, que contemplaba 15.1o8 plazas  -8.495 plazas de ingreso libre y 6.613 plazas de promoción interna-, en la reunión del jueves Batet decidió aceptar el órdago sindical y elevar su propuesta a 19.688 -11.338 las plazas de acceso libre y 8.350 de promoción interna-, un incremento de más del 30%. A estas casi 20.000 plazas hay añadir las que se convocarán para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, militares, Sanidad y Enseñanza de Ceuta y Melilla, hospitales militares, Justicia no transferida (órganos centrales y algunas comunidades autónomas) y en los entes públicos empresariales. En total, serán más de 31.000, la mayor cifra desde el inicio de la crisis.

Los sindicatos, que tras la reunión del miércoles -de carácter técnico- salieron defraudados, asegurando que con la oferta que el ministerio les había planteado se no se creaba empleo y que incluso se perdían 500 puestos, se muestran ahora muy satisfechos, ya que la nueva propuesta  cumple con dos de sus principales objetivos: el rejuvenecimiento y la redimensión de las plantillas a través del nuevo ingreso (turno libre) -el el 65% de los funcionarios tiene más de 50 años- y el estímulo de la carrera profesional de los empleados públicos (promoción interna). 

El Gobierno, pese a estar supeditado a la prórroga presupuestaria, tras no haber podido sacar adelante las Cuentas de 2019 por falta de apoyo y no poder aprobar más gasto que el año pasado, ha tirado de los escasos márgenes que le quedaban y ha incrementado un 5% la tasa de reposición como refuerzo adicional en el ámbito de la Administración General del Estado, tanto en servicios prioritarios como en los no prioritarios. En el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se eleva la tasa de reposición al 115% y se aumenta hasta un 30% las plazas dotadas de Administración local comercial de habilitación estatal.

Según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), la última oferta del Ministerio -en la que no se incluye Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ni Fuerzas Armadas- supone la creación neta de empleo de 2.259 plazas, por tanto por encima de las jubilaciones previstas. Esta cifra representa un 18% más de creación de empleo respecto al año pasado. Mientras, UGT asegura que la oferta cumple con las expectativas, "ya que está pensada para cubrir las bajas, para que no haya pérdida en la prestación de los servicios públicos y para reforzar servicios sensibles como Instituciones Penitenciarias".

Un plan trianual... con 15.000 plazas más

Con la oferta de empleo público de este año diseñada por Batet, los sindicatos se volcarán ahora en la propuesta del Gobierno de empezar a trabajar en un plan trianual que recoja la convocatoria de más de 30.000 plazas anuales, que las centrales tratarán de incrementar en otras 15.ooo con el objetivo de compensar las pérdidas durante la crisis. Se trata, aseguran, de frenar el envejecimiento en la AGE, un área en la que 31.000 empleados públicos tienen más de 60 años y 3.500, más de 64. 

Pese a las importantes cesiones del Ministerio con los comicios generales, autonómicos y locales a la vista, no hay predisposición para ceder en varias cuestiones prioritarias para los sindicatos. Es el caso de la eliminación total de la tasa de reposición de los funcionarios implantada por el Partido Popular para recortar gasto y que viene impuesta por Bruselas, y la reducción de la jornada laboral a 35 horas. Tanto Gobierno y sindicatos se habían comprometido a sacar la OPE antes del inicio de la campaña par evitar que la configuración de un nuevo Ejecutivo, que no parece fácil, frenase la convocatoria de plazas públicas.

Las últimas convocatorias de empleo

El Gobierno dio luz verde en julio del año pasado a tres Reales Decretos sobre empleo público que contemplan conjuntamente la convocatoria de 23.156 plazas, que sumadas a las 7.688 que había convocado el pasado mes de abril para docentes y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado arrojaron una oferta de empleo público total para 2018 de 30.844 plazas, la mayor oferta de los últimos diez años, consensuada previamente por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Además, a finales de enero aprobó un Real Decreto con la Oferta de Empleo Público con 2.528 plazas para la estabilización del empleo temporal en la Administración General del Estado, correspondiente a los Presupuestos Generales del Estado para 2018, con lo que la oferta del año pasado alcanzó ya las 33.372 plazas.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING