Jueves, 21.11.2019 - 00:16 h
La economía se frena

BBVA avisa: las elecciones, el SMI y la ley del alquiler ponen en jaque el PIB en 2019

La entidad rebaja sus previsiones de crecimiento hasta el 2,2% para este año y al 1,9% en 2020 y advierte de que el sueldo mínimo frenará el empleo.

Jorge Sicilia, economista jefe de BBVA Research.
Jorge Sicilia, economista jefe de BBVA Research / EFE

A las tensiones comerciales internacionales, las consecuencias del Brexit y el propio frenazo de la eurozona se añaden en España las incertidumbres de puertas adentro en este 2019. Medidas como el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 900 euros mensuales o los cambios observados en la regulación de los contratos de alquiler, así como las propias dudas sobre la orientación de la política económica que podría introducir el próximo Gobierno tras las elecciones generales del 28 de abril preocupan a los analistas de BBVA Research, que se muestran ahora menos optimistas sobre el desempeño de la economía española este año y han rebajado dos décimas, hasta el 2,2%, el avance previsto para el Producto Interior Bruto (PIB) en 2019.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este lunes por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, y que también contiene una revisión a la baja de las previsiones de 2020, hasta situar el crecimiento el año que viene en el 1,9% y la tasa de paro en el 12%, tras la creación de 630.000 puestos de trabajo en el conjunto de estos dos años.

Sicilia ha explicado que esta revisión "ligeramente a la baja" del crecimiento español viene provocada, "en gran parte", por una revisión a la baja del crecimiento europeo y también por el cambio de tendencia en la previsión de la serie del Instituto Nacional de Estadística (INE), si bien ha resaltado que va a continuar el buen comportamiento del consumo privado y del gasto público. "Se espera que la recuperación continúe, pese a la previsión menos optimista del crecimiento", apunta el informe.

Respecto al primer trimestre de 2019, la entidad ha avanzado un crecimiento trimestral del PIB del 0,6% gracias, precisamente a ese buen comportamiento del consumo privado y del gasto público. El desembolso de las familias "se estaría beneficiando de los incrementos en la renta disponible como consecuencia, tanto de políticas públicas expansivas como del comportamiento del mercado laboral, donde existen indicios de una aceleración de los salarios", recoge el documento.

Precisamente, sobre los salarios, el informe hace una primera aproximación al impacto que tendrá en la creación de empleo la fuerte subida del SMI del 22,3% aprobada para este año por el Gobierno de Pedro Sánchez. Aunque el Ejecutivo niega por el momento que esté afectando de manera negativa al mercado laboral, el Banco de España ha advertido de que el sueldo mínimo legal de 900 euros podría llevarse por delante hasta 125.000 puestos de trabajo y BBVA Research sugiere que, en 2019, el crecimiento del empleo podría ser entre 0,1 y 0,4 puntos porcentuales menor, "dependiendo de si las empresas absorben el aumento salarial o lo trasladan a precios".

Para el conjunto de los sueldos, la entidad proyecta un aumento por encima de la inflación. Esto implica un incremento del poder adquisitivo pero, al mismo tiempo, "los salarios están comenzando a acelerarse por encima de la productividad, lo que podría ser un síntoma de la falta de capital humano cualificado", avisan los expertos, para concluir que "el  crecimiento de los salarios junto con el reducido crecimiento de la productividad aparente del factor trabajo, podría ralentizar la creación del empleo y aumentar la desigualdad de rentas". 

Con todo, BBVA sitúa la tasa de paro en el 12% en 2020, desde el 14,45% actual, después de crearse 630.000 puestos de trabajo en estos dos años. Lejos queda ya el medio millón de empleos que se venían creando cada ejercicio tras la crisis económica, y ello en un contexto global donde "los riesgos siguen siendo numerosos". El informe se refiere a las tensiones comerciales entre EEUU, China y la UE, al desenlace del Brexit y a la ralentización que sufren las principales economías del euro, y concluye que "la situación correría peligro si parte del debilitamiento estuviera haciendo evidente factores estructurales, ligados a la falta de consenso alrededor de reformas que pudieran impulsar la integración europea y llevar a entornos de mayor crecimiento".

"En España, la incertidumbre también va en aumento por el impacto que puedan tener algunas medidas implementadas durante el inicio del año", prosigue el informe, que pone como ejemplos "el aumento del SMI o los cambios observados en la regulación de los contratos de alquiler". Dentro de este contexto, y ante el incierto resultado de las elecciones del 28-A, la entidad avisa de que "el ciclo electoral introduce al mismo tiempo un elemento de incertidumbre adicional acerca de las medidas que podrían implementarse durante los próximos años".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING