Miércoles, 24.04.2019 - 10:30 h
Consejo de Ministros

Calviño se compara con la zona euro para exhibir el vigor de la economía española

La ministra espera a una oportuna pregunta sobre la situación económica del país para desgranar una presentación sobre la fortaleza del país.

Isabel Celaá, Nadia Calviño y María Luisa Carcedo / EFE
Calviño aprovechó el Consejo para glosar la fortaleza económica de España. / EFE

La presentación estaba preparada de antemano, pero, tal vez por el último tirón de orejas propinado por la Junta Electoral Central al Gobierno por el uso partidista de las cuentas institucionales de redes sociales, no se puso sobre la mesa de partida. Una oportuna pregunta sobre la situación económica del país permitió, entonces sí, a la ministra de Economía, Nadia Calviño, tirar de 'power point' y justificar su presencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Porque estaba allí para lanzar un mensaje: el del vigor del momento de la economía española.

Los asesores de la ministra de Economía activaron la presentación sobre la marcha y Calviño comenzó a hacer inventario de los indicios que apuntan a que la economía española va bien. El primero de todos, la muy favorable comparación del crecimiento español con el del resto de la zona euro. La ministra empleó hasta dos gráficos para mostrar como la curva de crecimiento de la economía española -tanto con datos estadísticos ya firmes como en las previsiones de los diferentes organismos internacionales- se situaba holgadamente por la del resto de la zona euro, subrayando el mensaje gubernamental de la singular resistencia de la economía española a la desaceleración económica que ya ha hecho presa en el resto de los grandes países de la UE.

Calviño no se olvidó de recordar que el Banco de España había asumido esta misma semana la previsión de crecimiento del Gobierno para 2019, del 2,2%, en un contexto generalizado de revisión a la baja de las expectativas de crecimiento de las principales economías desarrolladas. Omitió, sin embargo, la letra pequeña que sí deslizó el Banco de España en su presentación del pasado miércoles: que la política de mayor gasto público desarrollada por el Gobierno está avivando el crecimiento actual a costa de elevar los riesgos sobre su desempeño futuro.

La ministra de Economía subrayó que el crecimiento no sólo no se ha desacelerado en los últimos trimestres, sino que como puso de manifiesto el Banco de España ha estado por encima de lo previsto tanto en el último tramo de 2018 como en el primero de 2019. Capitalizó el buen comportamiento del empleo en 2018 y los 556.000 nuevos empleados creados en ese ejercicio. Recordó que la afiliación a la Seguridad Social presentaba cifras comparables a las del año pasado y que en sectores básicos como el turismo la ocupación había crecido un 4%.

Todo ello, para subrayar que la situación económica interna de España presenta "una fortaleza notable" y que las amenazas no vienen tanto de lo que ocurre aquí como de los fenómenos que se desarrollan más allá de nuestras fronteras: Brexit, Italia o Guerra Comercial.

Para no dejar ningún flanco al descubierto, Calviño también recogió los mejores datos sobre la presencia internacional de España: recalcó la fuerte demanda detectada en las dos últimas subastas del Tesoro -indicador de referencia a la hora de medir la confianza de los mercados en un país-, la estabilidad de la prima de riesgo y los fuertes flujos de entrada de inversión extranjera directa en España, que han convertido al país en el sexto destino de ésta en el primer tramo del año.

Cumplida su tarea, cerró la presentación y la ministra portavoz, Isabel Celaá, dio por finalizada la rueda de prensa de un Consejo de Ministros, en el que apenas se presentó un plan de retorno de expatriados, con el eslogan 'España, un país para volver', que pretende recuperar a 24.000 del millón de españoles que salieron del país durante la crisis; un informe sobre el cambio de hora, que concluyó que es mejor que España permanezca en el mismo huso horario y que, según la ministra portavoz, no alcanzó ninguna decisión concluyente sobre si acabar o no con el cambio de hora de otoño y primavera; y un programa para detectar el modo en que los medicamentos influyen en la pobreza infantil.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios