Sábado, 19.10.2019 - 15:21 h
Arranca la precampaña del PP

Casado tira de Aznar y Rajoy y su legado: promete una "tercera revolución fiscal"

El presidente de los populares se ampara en el ideario más liberal y fomentará medidas que mejoren la competitividad y bajen la factura tributaria. 

Pablo Casado
Pablo Casado ha presentado las grandes líneas económicas del PP en Zaragoza. / Efe

Lo han logrado dos veces sendos presidentes del Partido Popular cuando llegaron al Gobierno y lo hará él en cuanto pueda sucederles. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, también ha arrancado la precampaña para las próximas elecciones generales del 28 de abril este sábado de mediados de febrero con la fiscalidad como estandarte. Al igual que José María Aznar en el cambio de siglos y Mariano Rajoy para salir de la crisis, él aterrizaría en Moncloa con la misión de revertir "el desastre socialista" y lo haría como mandan los cánones de su formación: bajando los impuestos. "Habrá una tercera revolución fiscal", ha proclamado, en la que se bajarán todos los impuestos. 

Casado ha asegurado que su formación tiene ya un plan diseñado para volver a gobernar España y ha animado a los suyos a estar "alegres" y "contentos" ante la cita con las urnas, porque, según sus palabras, "la España de los balcones" se va a imponer en la cita. Así se ha expresado en la convención sobre economía y empleo que se ha celebrado este sábado en el Palacio de Congresos de Zaragoza, donde ha estado arropado por destacados dirigentes populares nacionales y autonómicos y por más de 400 asistentes, que han recibido al líder popular entre aplausos.

El presidente de los populares ha sacado pecho de la gestión económica de los Gobiernos presididos por José María Aznar y Mariano Rajoy para indicar que "nadie puede competir con el PP en materia económica". Ante los "nuevos" partidos, ha animado a los votantes a decantarse por la "fiabilidad" y la "confianza" que, a su juicio, brinda un partido que ha protagonizado "milagros económicos" estudiados "en todas las Universidades del mundo", y que "han salvado a España "dos veces de la quiebra".

De hecho, ha puntualizado, su partido ya tiene el plan diseñado para gobernar España, que, en materia económica, buscará favorecer la competitividad de las empresas e impulsar una "revolución fiscal", "bajando todos los impuestos" "Va a haber una revolución fiscal en España porque donde mejor está el dinero es en los bolsillos de los contribuyentes".

Además, ha asegurado, cuando el PP llegue al Gobierno va a parar "la que iba a ser la futura recesión en España y lo va a hacer con toda una estrategia sustentada en la idea de poner en marcha "la mayor devolución de espacios de libertad que se haya hecho nunca". Los gobiernos, ha indicado, están para "incentivar y no molestar", para apoyar y no intervenir, informa Efe.

"Estamos en política no para ocupar el poder, sino para mejorar el futuro de nuestros hijos y salvaguardar los servicios de los más vulnerables", ha recalcado, pero no para cuadrar unos Presupuestos "a martillazos" para contar con el apoyo de los comunistas y Bildu.

Casado se ha referido también al cierre de la Central Térmica de Andorra (Teruel) en junio de 2020 de la que dependen 4.000 familias, y ha indicado que el Gobierno de España, revestido de un "falso ecologismo", ha puesto en peligro la región, al tiempo que ha defendido la industria del automóvil frente al impuesto del diésel.

El 155 y la campaña constante

Casado -quien este sábado hará doblete en Aragón al asistir esta tarde asistirá a la presentación de la candidata a la alcaldía de Huesca, Ana Alós-, ha pronunciado un discurso en clave electoral. Porque, tal y como ha reconocido, no han dejado de estar en campaña desde el Congreso Nacional de su partido. "Sabíamos que este gobierno no se sostenía" ha indicado el líder popular, quien seguidamente se ha referido a la situación en Cataluña para indicar que el PP ha detenido la "venta de España a los independentistas".

Ahora, ha asegurado, la España "sensata", "la que sacó su bandera al balcón" y la que el otro día en la plaza de Colón en Madrid "pidió que no se siguiera humillando a la nación", se va a "imponer", por lo que ha animado a los simpatizantes a estar "contentos". "Vamos a ganar", ha subrayado. Por otro lado, Casado se ha atribuido el "punto y final" de la legislatura y la convocatoria de elecciones anunciada por el presidente Pedro Sánchez para el 28 de abril. "Gracias al PP el gobierno ha tirado la toalla y gracias al PP les hemos encontrando negociando con los separatistas", ha puntualizado.

Y, por ello, ante el próximo escenario electoral, ha pedido el voto para su formación y ha afirmado que quien quiera que gobierna el PP tiene que votar al PP y "quien quiera aplicar el 155 en Cataluña tiene que marcar la casilla de los senadores del PP". Porque, ha añadido, "los senadores del PP van a ser los senadores del 155, los únicos que se comprometen a aplicar la constitución en Cataluña".

Casado ha querido marcar distancia con Ciudadanos, aunque sin mencionarle, al advertir que "no han gestionado ni una sola concejalía". Cuando en España "pintan bastos" y urge emprender una serie de reformas, el líder del PP se ha preguntado qué es mejor, si jugárselo todo a la "ruleta rusa" para ver si alguien "en su primer vuelo le da por aterrizar bien" o los españoles confíen en el que "ha salvado España dos veces". Ha querido así subestimar la experiencia de Cs, que gestiona más de 70 ayuntamientos, aunque la mayoría pequeños.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios