Miércoles, 26.06.2019 - 10:55 h
Casos de éxito

El millonario de 21 años que salvó de la quiebra a su familia y triunfó en Google

Michael Sayman se pasó toda su infancia pensando en modos de ganar dinero para su familia y con 13 años ya brilló con una app. 

Fotografía de Michael Sayman junto a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.
Michael Sayman junto a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. / Facebook.

“No me puedo creer que haya podido llegar a millonario antes de los 21". Estas declaraciones de Michael Sayman al canal Univision son todavía más sorprendentes si se tienen en cuenta las dificultades económicas que sufrió junto a su familia durante su infancia. 

Sus padres, una peruana y un boliviano, emigraron a los Estados Unidos en busca de un porvenir mejor, y lo encontraron hasta que la crisis económica les obligó a volver a Perú. Allí Michael pasaba las noches en vela, muy preocupado. “No podía dormir pensando en cómo conseguir dinero o cómo pagar cada factura”, explica. 

Desde los 13 años sintió la presión de tener que contribuir económicamente en su familia, formada por sus padres y una hermana menor que él. Llegar a fin de mes y pagar el alquiler se convirtió en un vía crucis sin final. “Nos tocaron épocas bajas, malísimas. Es raro que ahora él sea el sustento de nuestra familia”, afirma el padre de Michael. 

Y es que al camino de Michael al éxito pasó en un principio desapercibido para su familia. El joven se pasaba horas delante de un ordenador "jugando" según el pensamiento de sus progenitores, pero en realidad estaba desarrollando una app, un juego de pingüinos que se vendió como la espuma en la tienda de Apple. Se situó en el número 7 de ventas y Michael comenzó a ganar 300 dólares al día cuando solo tenía 13 años.

El ingresó creció sin cesar. Un mes 6.000 euros y otro hasta 10.000. La familia liquidó deudas y aseguró su estabilidad momentánea... hasta que la crisis llegó de nuevo.

Michael tuvo problemas de salud. Cogió mucho peso alcanzando la obesidad y correr el riesgo de ser diabético “Era un asco porque estaba sentado todo el día, pero pensaba todo el tiempo en la app y en hacer algo que generase dinero para la familia", cuenta.  

El trabajador más joven en la historia de Facebook

En los momentos más bajos desarrolló otra app denominada 4 Snaps, que consiste en un juego de adivinar palabras e imágenes. Una vez más, tocó la gloria. Su creación llegó a posicionarse en el 'Top 10' de las más descargadas, por encima incluso de Twitter, lo que llamó la atención del fundador de Facebook Mark Zuckerberg

Este le envió un email a Michael pidiéndole que viajase a la sede de Facebook en California. El entendimiento con Zuckerberg fue total y a sus 16 años Michael fue contratado como becario en Facebook. El más joven de la historia. Se embolsaba 6.000 dólares al mes, sin contar los beneficios derivados de 4 Snaps. 

Cinco años más tarde, tras convertirse en un genio de la programación, recibió la llamada de Google para un puesto de ingeniero y no se lo pensó dos veces. Su salario se multiplicó y alcanzó cifras de millonario como él mismo confirma. Su escalada en el mundo de la programación le ha permitido dar a su familia un nivel de vida inimaginable durante su infancia. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios