Sábado, 20.07.2019 - 04:00 h
Casos de éxito

El millonario que vive con 90 € al mes y donará toda su fortuna tras su muerte

El actor Chow Yun-Fat posee una fortuna de 635 millones de euros pero coge el transporte público y no compra productos nuevos. 

Fotografía de Chow Yun-Fat en la película Ana y el Rey.
Chow Yun-Fat en la película Ana y el Rey. / Captura de vídeo.

Ser multimillonario no implica vivir rodeado de grandes lujos, tener un chófer personal o ir a comer a restaurantes exclusivos. Si en el ámbito del deporte existe el caso de Daniel Norris, el jugador de béisbol millonario que decidió vivir como una persona pobre, sin tener casa y en una autocaravana, en el sector del cine el máximo exponente es el actor Chow Yun-Fat, una estrella del séptimo arte a nivel mundial procedente de Hong Kong de la quinta de Bruce Lee o Jackie Chan. 

El actor de 63 años lleva más de 40 años protagonizando roles de alcance en múltiples películas entre las que destacan El Tigre y el Dragón, Ana y el Rey y El Monje. Su fortuna actual asciende a los 714 millones de dólares (635 millones de euros), por lo que cualquier persona podría pensar que su estilo de vida es, cuanto menos, ostentoso. 

Nada más lejos de la realidad. En diciembre de 2018, en una entrevista al portal web de cine de Hong Kong 'Jayne Stars', Yun-Fat desveló su verdadero estilo de vida: vive con 90 euros al mes y planea donar todo su patrimonio a la caridad cuando muera. 

Apenas compra nuevos productos, adquiere comida en puestos callejeros y coge el transporte público a diario.  Asimismo, utilizó el mismo teléfono durante 17 años: un Nokia sin conexión a internet. Solo lo cambió, pasándose al mundo de los smartphones, cuando dejó de funcionar. 

“No llevo ropa para otras personas. Mientras la prenda sea cómoda, ya es lo suficientemente buena para mí. Mi sueño es ser feliz y una persona normal. Lo más difícil en la vida no es cuánto dinero ganas, sino cómo mantener un estado mental tranquilo y vivir el resto de tus días de una manera simple y sin preocupaciones”, afirma. 

Su mujer Jasmine Tan también practica un estilo de vida similar y al no tener hijos está de acuerdo en donar su fortuna. Ambos tienen su propia ONG y participan a menudo en proyectos benéficos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios