Lunes, 23.09.2019 - 09:56 h
Protestas de los CDR a las puertas

El Rey invoca el papel de la Constitución en el MWC como garante de modernidad

El monarca centra su discurso en la cena previa al Congreso en la Carta Magna tras un nuevo desplante de Torra y Colau. 

El Rey Felipe VI
El Rey Felipe VI, durante la cena previa a la inauguración del WMC, con Torra a la izquierda. / Efe

Fuera, las protestas habituales cada vez que hay un acto oficial con la monarquía. Y en el interior, el Rey cumpliendo con su deber de presidir este domingo la cena oficial -y tensa- previa al Mobile World Congress 2019. Durante su intervención ante autoridades y empresarios, y con un evidente tono de defensa ha recordado los 40 años de la Constitución que se cumplieron el 6 de diciembre y ha destacado que la Carta Magna ha hecho de España una "democracia plena". A la cena han asistido el presidente del Govern, Quim Torra; los ministros Pedro Duque, Meritxell Batet y Nadia Calviño o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Después de que una vez más se reprodujeran las habituales escenas de desmarque hacia el monarca por parte de Torra y Colau (que no participaron en el besamanos, pero sí en la cena posterior), Felipe VI ha subrayado que España se ha convertido en una de las 20 democracias plenas internacionalmente reconocidas en el mundo, y ha afirmado que esa democracia ha implicado "los mayores niveles de prosperidad y de bienestar para el país en toda su historia".

Por su parte, y en una cena con poco acercamiento entre los protagonistas, Torra y Colau aprovecharon sus intervenciones (también en inglés) para mostrar su lado más reivindicativo. El presidente catalán tuvo palabras de recuerdo para su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont, ahora huido de la justicia en Bélgica, mientras que la primera edil de la Ciudad Condal hizo un alegato en favor de los "valores republicanos".

"Hoy España disfruta de unas instituciones sólidas; fortaleza política y económica; atrae 80 millones de visitantes y un largo de número de inversores que ven buenas oportunidades en muchos sectores de nuestra economía", ha dicho el jefe de Estado, que ha agradecido la presencia de los asistentes en esta edición. El monarca ha recordado que es la séptima edición de la apertura del congreso a la que asiste: "Primero, desde 2012 como Príncipe de Asturias, y a partir de mi proclamación como Rey, ya como jefe de Estado. Sean muy bienvenidos a Barcelona".

Felipe VI ha realizado la práctica totalidad de su discurso en inglés, aunque también ha utilizado el castellano y el catalán: "Otra de las lenguas de España de la que cual estamos muy orgullosos". El Rey ha destacado la "idoneidad" de Barcelona para acoger el MWC y ha asegurado que, desde 2006 hasta la fecha, cuenta con el apoyo del Gobierno central, de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona y de L'Hospitalet de Llobregat.

Así, ha añadido que GSMA debería considerar Barcelona como su "segunda casa", un mensaje que ha lanzado un mes después de que Hoffman desvelara que para 2018 habían sopesado trasladar el congreso a otro lugar -tenían dos emplazamientos alternativos fuera de España- por la situación política en Cataluña. El Rey se ha referido a los cambios tecnológicos que vive la sociedad actual y ha sostenido de han generado importantes beneficios, aunque también han provocado "situaciones de división y exclusión", informa Ep.

"Incluir a toda la población en la nueva sociedad digital es una responsabilidad que nos incumbe a todos: autoridades públicas y sociedad en general; y la comunidad empresarial, quien tiene hasta una capacidad mayor para contribuir a este fin", y ha celebrado que la preocupación por esta inclusión esté en la agenda de la edición actual del MWC. También ha avisado de que, para permitir que las nuevas tecnologías se puedan desarrollar y sean beneficiosas para toda la ciudadanía, hay que garantizar que la gente tenga el "suficiente nivel de aptitudes digitales".

"Tenemos que adaptar nuestro sistema de educación y formación a las demandas reales de esta transformación", ha remarcado, y ha añadido que para conseguir ese cambio es necesaria la cooperación entre empleadores y trabajadores, y administración pública e industria.

Además, ha defendido que se debe garantizar "por encima de todo" que en esta transformación se respetan completamente los derechos de los ciudadanos. Por eso ha instado a fortalecer el debate en cuestiones como la transparencia, accesibilidad, confianza y los instrumentos de control para asegurar que se consiguen "los principios guía de una sociedad justa e igualitaria".

"Sin duda alguna, estos y muchos otros temas importantes para nosotros y la comunidad tecnológica internacional se plantearán y discutirán aquí estos días, y el MWC 2019 Barcelona nos ofrece la oportunidad perfecta para encararlos con experiencia, conocimiento y el compromiso de mejorar la vida de nuestros ciudadanos", ha concluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios