Presentan una querella criminal contra 25 consejeros de iberia e iag por la gestión tras la fusión


La Asociación Afectados por el Desmantelamiento de Iberia (Adib), organización integrada por más de 2.000 asociados, ha interpuesto este viernes una querella criminal por presuntos delitos societarios y contra los derechos de los trabajadores contra los miembros del Consejo de Administración de las compañías Iberia e International Consolidated Airlines Group (IAG).
En concreto, según informa Adib, la querella, que ha sido presentada ante los Juzgados de Instrucción de Madrid y está dirigida por el bufete Moreno-Luque Abogados, se refiere a la actuación de los directivos tras los pactos de fusión con British Airways que dieron lugar a la creación de IAG.
La querella se dirige contra 25 consejeros y exconsejeros entre los que destacan el actual presidente de Iberia, Antonio Vázquez; el anterior, Fernando Conte; el consejero delegado de IAG, Willie Walsh; el ex consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano; el expresidente de Bankia y exministro de Economía, Rodrigo Rato; el presidente de Telefónica, César Alierta, y el expresidente de las Cámaras de Comercio y exministro, Javier Gómez-Navarro.
También está dirigida contra Felipe Benjumea, José Manuel Fernández Norniella, Keith Williams, Antonio Masa, Roger Paul Maynard, José Pedro Pérez-Llorca, Jorge Pont, José Manuel Serra, José Terceiro, Lourdes Maiz, Martin Broughton, Patrick Cesacau, Luis Gallego, Denise Kingsmill, Manuel Lagares, James Lawrence, Kieran Pointer y John Snow.
Adib basa su querella en un informe pericial emitido por la Empresa de Asesoramiento Financiero LF Castañeda Eafi, entidad inscrita en el Registro Oficial de Empresas de Asesoramiento Financiero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Dicho informe hace un análisis detallado de la situación de Iberia dentro del grupo IAG, y ha detectado un comportamiento totalmente asimétrico en la presentación de los resultados de Iberia y British Airways, consistente en que los resultados de Iberia se muestran con un elevado grado de pesimismo mientras que se ocultan las fuertes pérdidas que tiene la sociedad británica por sus compromisos por pensiones.
Además, según el estudio, la compañía española está siendo sometida a un importante ajuste en base a la idea de que su personal es muy caro cuando el coste de personal por empleado es sensiblemente inferior que el de British.
También concluye que lrealidad es que si se hubiese considerado la situación del fondo de pensiones de BA en el momento de la fusión el valor patrimonial de la sociedad habría sido negativo.
Por ello, cconcluye que la sensación que da estudiando las políticas desarrolladas por IAG, a partir de la fusión, es que para compensar la situación por el fondo de pensiones se intenta deteriorar el valor de la línea aérea española para favorecer a la inglesa.
En consecuencia, considera que es evidente que la fusión fue mal diseñada y ha estado mal tutelada y mal orientada y que el papel de los directivos y los consejeros españoles en todo el proceso es “bochornoso”.
Paralelamente, denuncia que la política comercial por parte de IAG es muy desfavorable para los intereses de Iberia e incluso ha perjudicado al aeropuerto de Barajas que está perdiendo pasajeros de forma preocupante.
Por último, advierte de que no se están cumpliendo las salvaguardas de forma clara y la situación a partir de 2016 será de total sumisión de las sociedades españolas sin que tengan la menor capacidad para proyectar su futuro.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios