También ha pedido un calendario de actuaciones

Montoro fiscaliza el gasto a los ministros ante los problemas para aprobar los PGE

Hacienda ha enviado un escrito a los Ministerios exigiéndoles que solo pueden gastar el 50% de lo contemplado en los Presupuestos prorrogados de 2017.

Montoro rastrea las deudas pendientes de las empresas que 'huyeron' de Cataluña

Cristóbal Montoro quiere poner coto al posible gasto descontrolado de los Ministerios mientras se prolongue la prórroga presupuestaria. Las cuentas de 2017 se encuentran ampliadas durante este 2018 hasta que se concrete (o no) la negociación con el PNV para aprobar las del presente ejercicio y mientras el Ministerio de Hacienda ha tomado una serie de medidas para evitar que los diferentes departamentos comiencen a gastar todo el presupuesto y luego haya que recurrir al crédito. No es un recorte, aseguran desde el departamento de Montoro.

Se trata de una decisión para controlar el gasto de los ministerios y que no haya desmanes. Así, Hacienda ha enviado estos primeros día de año un escrito a todos los departamentos en los que se les indica que "cuando la ejecución de determinadas partidas de gasto (las transferencias corrientes, de capital y las inversiones) supere el 50% del crédito inicial, el departamento ministerial afectado deberá solicitar autorización al Ministerio de Hacienda y Función Pública para su utilización". Es decir, no es que se les autorice a disponer únicamente el 50% de la partida contemplada en los prorrogados Presupuestos de 2017 ni que no se puedan gastar ni un euro más, sino que deben pedir autorización a Hacienda para hacerlo, según se puede leer en la autorización que ha llegado a todas las carteras.

Precisamente, Hacienda recuerda que, a diferencia de la prórroga presupuestaria de ejercicios anteriores, en 2018 no ha sido necesario aprobar un acuerdo de no disponibilidad de créditos gracias a la favorable evolución de nuestras cuentas públicas.

En el mismo escrito, el departamento dirigido por Cristóbal Montoro solicita, además, a todos los ministerios un calendario de actuaciones. Es decir, les pide una serie de previsiones de gasto para los próximos meses y unas fechas estimativas de cuándo prevén aprobar determinados gastos como son: subvenciones nominativas, convenios, etc. Lo que no quiere Hacienda es que los diferentes ministerios vayan gastando todas las partidas presupuestarias sin ningún tipo de control y más tarde el Ejecutivo tenga que recurrir al crédito.

Esta decisión ya se tomó el año pasado, añaden desde Hacienda, en la prórroga de los PGE 2016 sin que existiese ningún perjuicio en la gestión. Esta es una práctica, además, que no solo ha estado ya en vigor en España, sino que además es común en otros países. "Se trata de pedir a los Ministerios información sobre lo que llevan gastado", aseguran fuentes del Ministerio que fiscaliza el gasto y que se encarga de negociar con los grupos parlamentarios los Presupuestos Generales del Estado.

Esta medida indica que en el Gobierno no se descarta que los Presupuestos de 2018 terminen por quedar estancados y no vean finalmente la luz. Está habiendo problemas en la negociación con el PNV, que no termina de decidirse mientras la crisis de Cataluña continúe estancada. A ello hay que sumar la exigencia de Ciudadanos de que solo aprobará las cuentas de 2018 si antes dimite la senadora Pilar Barreiro, que el próximo día 15 declara ante el Tribunal Supremo como investigada en el llamado caso Púnica.

En caso de que no se concrete la negociación presupuestaria para 2018 el Gobierno tendría que afrontar todo el año con la prórroga de las cuentas de 2017 y Hacienda quiere tener todo el gasto fiscalizado para no desviarse de la senda de déficit y condicional, precisamente, el contenido de la próxima Ley de Presupuestos.

Montoro fiscaliza el gasto a los ministros ante los problemas para aprobar los PGE

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios