Miércoles, 14.11.2018 - 19:36 h
Negociación de los presupuestos

El Gobierno descarta tocar a las rentas de 60.000 euros porque "son clase media"

La portavoz del Gobierno afirma que la negociación aún se encuentra en una fase primaria, aunque subrayan que han establecido algunas líneas rojas.

Celáa descarta una subida de impuestos a las rentas de 60.000 euros.
Celáa descarta una subida de impuestos a las rentas de 60.000 euros. / EFE

El Gobierno sigue sin lograr dar grandes avances en  la negociación de los presupuestos, a tenor de lo dicho por la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa tras el Consejo de Ministros. Admiten desde el Gobierno que la negociación de los presupuestos será un proceso con varios cambios durante el mismo hasta llegar a un punto que permita sacarlos adelante.

"Tengo que decir que la negociación de presupuestos tiene un tránsito, según la cojamos en un momento parece una cosa y puede acabar en otra. El Gobierno sabe que tiene que llegar a un punto de acuerdo para sacarlos. Nada está fijado, salvo algunos límites que ya hemos establecido. Para nada va a actuar sobre rentas de 60.000 euros porque eso es clase media. Es una negociación en la que estamos a mitad de camino. Sabemos que tenemos que acabar con varios interlocutores.  Es un trabajo de orfebre. Por ello, no tenemos ningún diagnóstico para saber cuando saldrán los presupuestos", admitió Celáa.

Y es que desde que comenzara la negociación entre el ministerio de Hacieda y el principal socio de Gobierno, Unidos Podemos, los mensajes han sido contradictorios. Tras la reunión bilateral mantenida el miércoles para analizar el paquete fiscal de los futuros Presupuestos de 2019, algunos interpretaron un principio de acuerdo para subir el IRPF a las rentas más altas y otros como un portazo de Hacienda a esa posibilidad. La opinión del Gobierno al respecto seguía sin estar clara.

En un intento por conciliar con cierto sentido los sucesivos mensajes enviados desde el Ministerio en las horas siguientes la posición oficial se pueden enmarcar de la siguiente manera. Hacienda mantiene su intención inicial de no tocar el Impuesto sobre la Renta en 2019, pero, al mismo tiempo, está dispuesta a "explorar" una eventual subida a los contribuyentes con rentas superiores a los 150.000 euros en aras de respetar la negociación en que se ha embarcado con el bloque de izquierdas y de hecho ya ha solicitado a los funcionarios del Ministerio que analicen el impacto recaudatorio que tendría la medida.

De llegar a ser una realidad este acuerdo, el acuerdo para subir los impuestos a las rentas más altas, entendiendo por ellas las de quienes ingresen más de 150.000 euros al año, supondría cobrar en tributos unos 21.000 euros más a los cerca de 90.000 contribuyentes que pueden estar en ese caso, y que se consideran “ricos” por ambas formaciones. Así se desprende del planteamiento que hizo el propio PSOE en su propuesta de programa de gobierno alternativo del pasado mes de abril, cuando estaban en la oposición, que es en la que se fundamentan las conversaciones actuales entre ambas formaciones. Sin embargo, como ha dicho la portavoz del Gobierno, la negociación de los presupuestos se encuentran en este momento en una fase de tránsito.

Ahora en Portada 

Comentarios