Martes, 19.11.2019 - 20:18 h
Representan el 4,52% del total

Hipotecas mixtas, otra opción más allá de los préstamos a tipo fijo o variable

Los préstamos hipotecarios mixtos contratan un tipo de interés fijo durante un período de tiempo y después se pasa a un interés variable. 

Fotografía de una hipoteca.
Hipotecas mixtas, otra opción más allá de los préstamos a tipo fijo o variable. / Pxhere.

La firma de una hipoteca es una de las decisiones más importantes a nivel económico, ya que implica un compromiso económico durante casi 24 años de media. En esta decisión uno de los factores que intervienen es el tipo de interés elegido, que puede ser fijo o variable. Cada uno implica unas características que resultan ventajosas para diferentes situaciones y perfiles.

Sin embargo, la vida del préstamo hipotecario es larga y pueden existir diferentes momentos en los que el tipo de interés que resulte ventajoso puede variar. Ante esta situación existe un tipo de hipoteca que mezcla ambas modalidades, las de tipo fijo y variable. Son las denominadas hipotecas mixtas.

Las hipotecas mixtas son aquellas que se contratan con un tipo de interés fijo durante un período de tiempo y con un tipo variable otro período. De manera general se aplica un interés fijo durante al menos un año y después se pasa a un interés variable, normalmente asociado al Euríbor más un diferencial. De esta manera, como explica el Banco de España, el impacto de una subida de tipos le afectaría solo a un momento de la vida del préstamo contratado a tipo variable.

La principal ventaja de estos préstamos es la cuota fija que se paga durante el período con interés fijo. Los primeros años de hipoteca son los que más carga se asume, por lo que, en caso de grandes fluctuaciones en los índices de referencia, se podría optar por un interés fijo más ventajoso y ahorrar de cara al futuro. Es decir, este tipo será idóneo para épocas en las que el Euríbor esté en alza.

Ante estas características, estas hipotecas son adecuadas para aquellos que prevean ahorrar gran parte del préstamo durante el período de tipo fijo o que vayan a recibir un ingreso adicional, de manera que puedan amortizar de manera anticipada la hipoteca y recortar el número de años que tienen que pagar un tipo de interés variable.

No obstante, el Euríbor negativo actual hace que, además de ser un tipo de hipoteca poco conocido entre los españoles, es también el menos contratado. Según datos que recoge iAhorro del Banco de España, en abril de 2019 los préstamos hipotecarios marcaron máximo y representaron el 5,99% del total. Pero las cifras se han vuelto a reducir y en julio de 2019 las hipotecas mixtas concedidas representaron el 4,52% del total.

Diferencia respecto a las hipotecas combinadas

Es importante diferenciar estos préstamos hipotecarios de los combinados. Las hipotecas mixtas mezclan el tipo fijo y variable a lo largo de la vida del préstamo, pero en momentos diferentes. Las hipotecas combinadas, por su parte, incluyen de manera simultánea y en el mismo período, durante todo el plazo del préstamo, los dos tipos de interés.

Es decir, el tipo de interés de la modalidad combinada se calcula a partir de la media del tipo de interés fijo y el variable. En estos casos, la fluctuación del índice de referencia, normalmente suele ser el Euríbor más un diferencial, afecta al tipo de interés pero en menor medida.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING