Iberdrola critica la política intervencionista que aplica España al sector

  • El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, criticó hoy las políticas intervencionistas que se aplican al sector de la energía en países como España y pidió a Bruselas que actúe para impedir esos comportamientos.

Bruselas, 29 sep.- El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, criticó hoy las políticas intervencionistas que se aplican al sector de la energía en países como España y pidió a Bruselas que actúe para impedir esos comportamientos.

Galán, quien asiste a una conferencia internacional sobre el mercado interior de la energía en la Unión Europea, intervino en un debate junto con otros representantes del sector, incluido el presidente de GDF Suez, Jean François Cirelli y el de E.ON, Johannes Teyssen.

El presidente de Iberdrola se refirió al déficit de tarifa español, que acumula 5.000 millones de euros cada año, y a los impuestos autonómicos que gravan la actividad del sector.

"En España se están subvencionando objetivos no competitivos y eso lo tendría que decir la Comisión Europea", dijo el presidente de Iberdrola en su intervención.

Galán criticó además que en España se vaya a congelar la tarifa eléctrica, cuando el coste de la energía ha aumentado un 30 %.

En lugar de las actuaciones intervencionistas, apostó por la liberalización como clave para impulsar un sector que sirve de motor económico a la Unión Europea, con 750.000 empleados directos y 50.000 millones de euros de inversión, recordó.

Para el presidente de la eléctrica, las políticas de liberalización de las últimas décadas han sido "positivas" y constituyen "la mejor manera de seguir adelante".

Según Galán, la culminación del mercado interior de electricidad "es fundamental para la integración europea, tanto en beneficio de la industria como de los consumidores, y puede jugar un papel importante en la recuperación económica".

Sin embargo, consideró que hace falta un marco regulador seguro, que los estados miembros incorporen a sus legislaciones la normativa europea y que se conceda una mayor independencia a los reguladores.

"Es necesaria una política energética clara y objetiva y una regulación estable y predecible", señaló el presidente de Iberdrola, quien alertó sobre las consecuencias que pueden tener el apagón nuclear de Alemania o la incertidumbre sobre el desarrollo de las energías renovables.

También incidió en que "el incremento de las interconexiones y su uso apropiado deben ser una prioridad para los estados miembros, ya que permitirán mejorar la seguridad de suministro e integrar a los países periféricos".

El presidente de la compañía subrayó su apuesta por las energías limpias y consideró que habría que establecer "prioridades" en ese ámbito, empezando por la energía eólica en alta mar y la fotovoltaica.

---
Mostrar comentarios