Domingo, 18.11.2018 - 07:53 h
Casos de éxito

El hombre que se convirtió en millonario vendiendo peladores de patatas en la calle

Joe Ades fue una leyenda de Nueva York por el éxito de ventas de su producto. A pesar de llegar a ser rico, siguió vendiendo en las calles.

Fotografía de Joe Ades, vendedor de peladores de patatas en Nueva York.
Joe Ades mostrando su producto en Nueva York. / Wikimedia Commons.

"El mejor vendedor ambulante de Nueva York". Esta era la frase con la que muchos neoyorquinos definían a Joe Ades, un hombre que durante 60 años vendió peladores de patatas en las calles de Manhattan, y que continuó haciéndolo incluso después de convertirse en millonario gracias al mismo negocio. Allí, en las esquinas de la gran manzana, seguía con la venta de peladores enfundado en un traje valorado en 1.000 euros.

Nacido en Mánchester (Inglaterra) y siendo el menor de 7 hermanos, Joe dejó el colegio a los 14 años para comenzar con la venta ambulante. Pronto le fue bien y escapó de la Segunda Guerra Mundial mudándose a Nueva York, donde comercializó todo tipo de objetos. 

"Lo más raro que vendí fueron árboles de Navidad en pleno febrero", aseguraba en un reportaje en la 'NBC' en el que relataba cómo lidió con las fuerzas de seguridad durante toda su vida al no tener licencia para ejercer su trabajo en la calle.

Tras tratar con varios productos, su salto al estrellato llegó con unos peladores de patatas. Cada día, Joe se sentaba en una esquina con sus peladores, realizando ante el público toda suerte de maniobras 'quirúrgicas' en patatas, zanahorias y otras legumbres, conquistando a las masas. 

¿Pero qué tenía el pelador de especial? "Es portátil y funciona. Nunca tuve una queja de un cliente. Cuando la gente lo ve por primera vez no se lo cree. Lo compran con escepticismo. No se creen que vaya a hacer lo que les digo que puede hacer, pero se la juegan y lo compran. Y durante el proceso de compra alguien pasa por al lado y dice 'tengo uno de esos, son geniales'. Y es verdad, no es ningún señuelo", explicaba Joe en una entrevista en 'Vanity Fair'

El "Caballero Pelador" (Gentleman Peeler) hizo su fortuna vendiendo todos los días los peladores de acero inoxidable provenientes de una empresa suiza. Eran tan pequeños que cabían en la palma de la mano y Joe era el único que los tenía en Nueva York. "La empresa solo suministra el producto a aquellos que puedan hacer una demostración del mismo. Hay una cantidad mínima para comprar y esta es mucho mayor de lo que una tienda podría manejar en 20 años. Si no muestras para qué sirve, no vale", afirmaba.

Star Peeler Joe Ades

Así, vendiendo cientos de peladores como el de la fotografía a la semana al módico precio de cinco dólares cada uno, Joe se hizo millonario. Eso sí, sin dejar nunca su oficio hasta que falleció en 2009 con 74 años. Nunca se cogió vacaciones, porque para él, la vida "ya son vacaciones".  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios