Jueves, 15.11.2018 - 01:47 h
Acuerdo Gobierno-sindicatos

Los funcionarios dispondrán de 82 horas al año para cuidar a hijos y dependientes

Podrán acumular el equivalente a 11 días. Se permitirá trabajar más allá de la jornada para poder recuperar después esas horas para conciliación.

La Ministra Meritxell Batet En La Sesión De Control Al Gobierno En El Senado
Los funcionarios dispondrán de 82 horas al año para cuidar a hijos y dependientes. / Ep

Los empleados públicos podrán acumular hasta 82 horas al año en una bolsa para dedicarlas cuando lo necesiten al cuidado de hijos y dependientes, en virtud del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos de Función pública que se firmará esta tarde.

Según han indicado a Efe fuentes de las negociaciones, todo el personal funcionario, estatutario o laboral de la Administración General del Estado (AGE) podrá acumular en una bolsa de horas hasta el 5% de su jornada anual, es decir, que se permitirá trabajar más allá de la jornada laboral y recuperar después esas horas para conciliación.

En el caso de los empleados que trabajan anualmente 1.642 horas -es decir, 37,5 horas semanales- esto supone que la bolsa podrá acumular hasta 82,1 horas, casi once jornadas laborales.

La recuperación de las horas -que siempre necesitará una declaración responsable y, además, una razón justificada cuando se quiera disfrutar una jornada completa- será para dedicarlas al cuidado de hijos menores de edad, atención a personas mayores o discapacitados hasta primer grado de consanguinidad o afinidad.

Los empleados públicos también podrán utilizar las horas que necesiten y después recuperarlas, en un plazo máximo de tres meses, de manera que al final del año hayan completado su jornada anual, como figura en el borrador del acuerdo al que ha tenido acceso Efe.

Además, según el texto, el permiso de paternidad de los empleados públicos de la AGE se equipara al de maternidad, al pasar de las 5 semanas de la actualidad a 16 en 2021 de forma progresiva y al mismo ritmo que lo hará para el resto de los trabajadores.

Así, el permiso de paternidad pasará a ser de 8 semanas en 2019 y de 12 semanas en 2020, hasta alcanzar las 16 semanas en 2021, es decir, que la implantación se llevará a cabo con una semana de retraso respecto al principio de acuerdo que inicialmente habían alcanzado Gobierno y sindicatos a mediados de octubre.

El texto establece que el permiso no es transferible, si bien se puede distribuir, disfrutando las primeras cuatro semanas de manera ininterrumpida e inmediatamente después del parto, adopción o acogimiento.

Las doce semanas restantes se disfrutan de manera ininterrumpidas y antes o después del permiso del otro progenitor, nunca de manera simultánea.

El objetivo del acuerdo es poner en marcha políticas y medidas en pro de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la conciliación y la corresponsabilidad.

Ahora en Portada 

Comentarios