Jueves, 15.11.2018 - 06:00 h
Reestructuración interna en la Inspección de Hacienda

Hacienda impulsa un cuerpo de élite para reforzar la vigilancia a grandes empresas

La Agencia Tributaria situará coordinadores de área sobre los jefes de Inspección para armonizar criterios y mejorar la eficacia de sus actuaciones.

Jesús Gascón, director general de la Agencia Tributaria
El nuevo director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, impulsará una reestructuración de los equipos de inspección a grandes contribuyentes / EFE

El nuevo equipo directivo de la Agencia Tributaria, a las órdenes de Jesús Gascón, ha decidido impulsar una pequeña revolución en las unidades de élite de la Inspección que se encargan del control fiscal de los grandes contribuyentes del país. Hasta ahora el vértice de estas unidades ha sido el Jefe de Equipo de Inspección, encargado de coordinar el trabajo de investigación de los actuarios y máximo responsable de las eventuales actuaciones o sanciones derivadas de dicha investigación, que debe legitimar con su firma. El modelo ideado por el nuevo equipo de la Agencia no modifica la responsabilidad directa del Jefe del Equipo de Inspección sobre las actuaciones realizadas, pero situará por encima un coordinador de área - designado por la cúpula de la Agencia Tributaria - que se encargará de marcar las líneas generales de actuación de la Unidad, armonizar sus criterios de actuación y organizar sus trabajos. 

La Agencia Tributaria ha aprovechado la aprobación del histórico Acuerdo de Carrera - llevaba más de una década paralizado - rubricado el pasado mes de julio con los sindicatos para retocar el funcionamiento de los equipos de Inspección e impulsar esta figura del 'coordinador de equipos de inspección', que según la Agencia Tributaria ya existía con anterioridad pero cuya operatividad real era marginal.

Fuentes no oficiales de la Agencia señalan que en la actualidad había "cuatro o cinco coordinadores", que llevaban en sus puestos desde mucho tiempo atrás. La idea del nuevo equipo de la Agencia Tributaria es reforzar esta figura, sacar nuevas plazas y situar un coordinador por cada área de actuación, al menos en la Oficina Nacional de Inspección (ONI).

Según las fuentes oficiales y no oficiales de la Agencia Tributaria consultadas por La Información el movimiento se explica desde varias perspectivas. La más relevante es la dimensión operativa. El nuevo equipo directivo de la Agencia Tributaria quiere evitar en la medida de lo posible la dispersión de criterios por parte de la Inspección y garantizar que situaciones similares se enfocan bajo los mismos principios, no solo por coherencia también para inhibir un exceso de litigiosidad y para incrementar la eficacia de la Inspección sobre el segmento más sensible y de mayor relevancia social del universo de contribuyentes.

También hay una dimensión laboral, como ponen de manifiesto la mayoría de los inspectores consultados. Los jefes nacionales de equipos de Inspección - jefes 'ENI' según la singular terminología del cuerpo, un colectivo formado por entre 65 y 75 profesionales que dirigen las inspecciones a los mayores contribuyentes del país - se habían quedado fuera de la generalizada mejora de las condiciones laborales del Acuerdo de Carrera y el impulso de esta figura de los 'coordinadores' se planteó también como una promesa de un futuro mejor para ese segmento de profesionales de la Agencia, un nuevo escalón a ascender en la carrera administrativa con unas condiciones salariales mejores. De hecho, el acuerdo reserva el acceso a los puestos de 'coordinador de equipo' que se dispondrán en el futuro a los 'jefes ENI' .

Un cuerpo de inspectores de élite...de libre designación

Uno de los aspectos más controvertidos del acuerdo y que más ampollas ha levantado dentro del colectivo de inspectores es que se mantenga el nombramiento de estos 'coordinadores' por el método de libre designación. A algunos de los inspectores consultados les inquietan las eventuales consecuencias para la independencia de los inspectores encargados de controlar a las principales empresas del país de depender de un 'coordinador' designado  por la cúpula de la Agencia Tributaria y cuyo puesto depende de forma directa de la misma.

Para el presidente de la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado, José Luis Groba, el proceso de designación de estos 'coordinadores' tiene todas las garantías. "Es cierto que se trata de nombramientos de libre designación, pero eso no significa que no sea un procedimiento reglado. El acuerdo establece que habrá una evaluación de méritos que antes no existía y que para acceder a una de esas plazas habrá que acreditar una experiencia como jefe de equipo de inspección. Es una forma de compensar la ausencia de concursos y de opciones de progresión profesional durante la última década".

El problema es que hay una parte del colectivo que no solo pone en duda el proceso de nombramiento de los futuros coordinadores, sino también el de los jefes de equipos nacionales de inspección. "Para todos los equipos directivos de la Agencia Tributaria los nombramientos de los 'jefes de equipo ENI' siempre han sido una línea roja. Se hacían por concurso, sí, pero los requisitos se establecían desde la cúpula de la Agencia y siempre ha existido la sospecha de que eran procesos 'dirigidos'", asegura un inspector en ejercicio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios