Domingo, 08.12.2019 - 11:48 h

Mínimos

Raimundo Díaz.

Raimundo Díaz.

Madrid, 23 may.- La bolsa española ha registrado un nuevo mínimo anual de cierre (6.440 puntos) después de cosechar la cuarta mayor caída del ejercicio, el 3,31 por ciento.

El reconocimiento por parte del ex primer ministro griego, Lukás Papadimos, de que Grecia podría abandonar el euro y el refrendo de esta posibilidad por algunas autoridades europeas fomentaron las ventas desde el comienzo de la sesión.

Los antecedentes de la víspera -Wall Street terminaba en tablas y Dell publicaba malos resultados- y de la madrugada -los mercados asiáticos acababan con pérdidas- también condicionaban el retroceso.

El mal comienzo de jornada del mercado neoyorquino determinaba el retroceso final. Ni el crecimiento del 3,3 por ciento de las ventas de viviendas nuevas en los Estados Unidos el mes pasado servía para cambiar la tendencia bursátil.

Mientras el mercado nacional perdía el nivel de 6.500 puntos y se situaba en niveles de mayo de 2003, bajaba la cotización del euro a precios de julio del año pasado, 1,255 dólares, y el petróleo Brent se cambiaba a 106 dólares.

De esta manera, el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, ha bajado 220,80 puntos, el 3,31 por ciento, hasta 6.440,50 puntos. Las pérdidas anuales ascienden al 24,82 por ciento.

En Europa, Milán bajó el 3,68 por ciento; índice Euro Stoxx, el 2,68 por ciento; París, el 2,62 por ciento; Londres, el 2,53 por ciento, y Fráncfort, el 2,33 por ciento.

Todos los grandes valores del IBEX bajaron: Telefónica, el 4,9 por ciento; BBVA, el 4,05 por ciento; Iberdrola, el 3,34 por ciento; Repsol, el 3,09 por ciento, y Banco Santander, el 3,01 por ciento.

Sacyr, que cayó el 10,60 por ciento, lideró las pérdidas del IBEX, índice que concluyó la sesión con todas sus compañías a la baja. La menor caída correspondió a Mediaset (0,25 por ciento).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING