Perdieron más de 215 millones de euros

Una pareja pierde el Euromillones por no tener suficiente dinero en el banco

Los británicos Rachel Kennedy y Liam McCrohan siempre jugaban el mismo número en la lotería, sin embargo, la mala suerte les llegó un día que no pudieron usar esa combinación y salió premiado.

Así invierte el dinero del Euromillones uno de sus ganadores con más dinero.
Así invierte el dinero del Euromillones uno de sus ganadores con más dinero.
©[kilukilu de Getty Images] a través de Canva.com.

Uno de los puntos más complicados en los premios de Euromillones o lotería es averiguar el número que saldrá en el sorteo. Aunque se trata de un juego principalmente de azar, hay quienes se han aventurado a crear sus propias teorías para tratar de reducir las posibilidades y obtener la recompensa millonaria.

El matemático rumano Stefan Mandel descubrió un método para ganar a la suerte y consiguió ganar la lotería en hasta 14 ocasiones. De hecho, el sistema era tan eficaz que algunos países se vieron obligados a cambiar las reglas de sus juegos. El truco principal era comprar multitud de tickets o participaciones en el sorteo, pero eligiendo las combinaciones de forma intencionada. Y no es el único, otro experto en matemáticas consiguió un premio de 30 millones de euros gracias a lo que se conoce como 'Lottery Codex', un sistema para elegir la mejor combinación de números en cada sorteo.

Pero nada de esto les ocurrió a los británicos Rachel Kennedy y Liam McCrohan, que perdieron la oportunidad de convertirse en millonarios en uno de los sorteos de Euromillones. Los jóvenes, de 19 y 21 años respectivamente, siempre jugaba el mismo número en la lotería, por lo que cuando salió premiado estaban seguros de que habían ganado. Pero hubo un inconveniente bancario que no entraba en sus planes, explican en el diario británico Mirror.

Perdieron más de 215 millones de euros

La pareja británica llevaba más de un mes jugando la combinación 6, 12, 22, 29, 33, 6 y 11 de manera automática. Es decir, tenían un acuerdo con la compañía para realizar un pago semanal por domiciliación bancaria que les cobraba el número elegido, sin necesidad de acudir a un establecimiento a comprarlo.

Sin embargo, a finales de febrero de este año, su cuenta bancaria no tenía suficiente dinero para completar la transacción y el pago del ticket no se realizó. Cuando Rachel recibió una notificación de la aplicación de lotería mostrando la combinación ganadora no se podía creer que fuesen los siete dígitos que siempre jugaban.

La administración de Lotería les informó que ya tenían a otros ganadores y ellos nunca habían obtenido dicho número, por lo que su oportunidad de ser millonarios se desvaneció. Ahora la pareja afronta la situación con humor, y Liam incluso compartió el desafortunado caso en redes sociales, que han alcanzado más de 35,5 millones de 'me gustas' en Twitter.

Mostrar comentarios