Recibir la mitad de la base reguladora

Esta es la pensión de jubilación que tendrás si cotizas el mínimo de 15 años

Los trabajadores tienen derecho a recibir una prestación por jubilación si han cotizado durante un mínimo de 15 años, pero solo recibirán el 50% de la base reguladora.

Mujer jubilada trabajando.
Mujer jubilada trabajando.
©[Katarzyna Bialasiewicz de Getty Images] a través de Canva.com

Cuando se acerca la edad de jubilarse, muchos trabajadores se preguntan qué pensión cobrarán a partir de ahora y si será suficiente para mantener su poder adquisitivo actual. La Seguridad Social garantiza una prestación por jubilación a todas las personas que hayan estado afiliadas. Eso sí, siempre que se cumplan una serie de requisitos.

En primer lugar, el trabajador tiene que haber cumplido la edad establecida para la jubilación en el momento de la solicitud. La edad legal de retiro ha aumentado de forma progresiva desde el año 2013, cuando se situaba en 65 años. Actualmente, la edad de jubilación se sitúa en 66 años, aunque se elevará progresivamente hasta alcanzar los 67 años en 2027.

Asimismo, si un trabajador quiere cobrar una pensión de jubilación contributiva necesita alcanzar los 15 años de cotización, lo que equivale a 5.475 días. El número de días cotizados se puede comprobar en el informe de vida laboral. A la hora de contabilizar el tiempo de cotización además de las cotizaciones generadas en el trabajo, también se añaden las generadas en períodos de desempleo, nacimiento y cuidado de menor, riesgo durante el embarazo, lactancia e incapacidad temporal. Otro requisito menos conocido por los ciudadanos es que dos de esos 15 años de cotización necesarios deben situarse entre los 15 años inmediatamente anteriores al momento de jubilarse. Cumpliendo esta norma estaremos en el límite mínimo exigido para tener derecho a ese cobro.

Bases de cotización

Imaginemos el caso de Manuel, que acaba de cumplir 66 años y que solo ha cotizado 15 años durante su vida laboral, ya que trabajó muchos años sin contrato y luego pasó una larga temporada sin empleo tras la crisis financiera. Afortunadamente, encontró un trabajo en 2019 y ha podido acumular más años de cotización. Cumple todos los requisitos, pero ¿qué pensión cobrará al retirarse? Te lo explicamos a continuación.

A la hora de calcular la pensión, la Seguridad Social tiene en cuenta las bases de cotización —el salario bruto— y los años cotizados. En concreto, la cuantía se determina aplicando un porcentaje a la base reguladora. Ese porcentaje se eleva progresivamente en función de los años acumulados en la vida laboral. Los trabajadores que, como Manuel, solo han cotizado durante 15 años tienen derecho a cobrar la cuantía que corresponda al 50% de su base reguladora. Es decir, recibirán la mitad de la base reguladora.

Ahora bien, ¿cómo se calcula la base reguladora? La base reguladora se calcula mediante la suma de las bases de cotización de los últimos 24 años, es decir, los últimos 288 sueldos mensuales recibidos por el trabajador. Esa cantidad se divide entre 336. A partir de 2022, se tendrán en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años (300 meses) y se dividirá esa cantidad entre 350.

Una vez calculada la base reguladora, el trabajador que ha cotizado solo 15 años tiene que dividir por la mitad (el 50% anteriormente mencionado). Nuestro trabajador ficticio Manuel ha realizado estos cálculos y ha descubierto que su base reguladora son 700 euros. Por tanto, tiene derecho a recibir una pensión de 350 al mes. Obviamente esta cantidad es muy baja y no le permitiría vivir, por lo que existe una ayuda por parte de la Seguridad Social.

Complementos a la pensión

Si la pensión reconocida tiene una cuantía inferior a la pensión mínima, el trabajador puede acceder al complemento por mínimos, como es el caso de Manuel. La función de esta ayuda es completar la pensión hasta alcanzar el importe de la pensión mínima establecida en los Presupuestos Generales del Estado de este año. En concreto, la pensión mínima para 2021 está fijada en 851 euros mensuales para los jubilados con cónyuge a cargo; en 654,60 euros mensuales si se tiene cónyuge, pero este no está a cargo; y en 689,7 euros, en caso de vivir solo.

Eso sí, el importe del complemento a mínimo no podrá superar los 402,8 euros, que es la cuantía establecida para la pensión no contributiva en 2021. Como Manuel no está casado, ni tiene otros ingresos adicionales, recibirá la pensión mínima de 689,7 euros, ya que el complemento que le corresponde (339,70 euros) no supera esa cantidad. Este complemento no tiene un carácter permanente, sino que puede variar en función de las rentas que reciba el jubilado.

Conocer la pensión que se va a recibir es fundamental para prepararse de cara a la jubilación. Los expertos siempre recomiendan prepararse cuanto antes para complementar la pensión pública con otros ingresos. Finect cuenta con un escaparate de productos de inversión para la jubilación, donde se pueden encontrar fondos de inversión, cuentas remuneradas y planes de pensiones. Las personas interesadas pueden analizar y comparar los diferentes productos para escoger el que mejor se adapte a su perfil.

Mostrar comentarios