Viernes, 21.06.2019 - 01:56 h
Según el Barómetro del CIS

El 'efecto Sánchez' rebaja la angustia por las pensiones tras la oleada de protestas

Los españoles que sitúan este problema entre los tres más importantes se sitúa en el 9,3%, cuatro puntos menos que hace tres meses.

Fotografía pensionistas
El 'efecto Sánchez' rebaja la angustia por las pensiones tras la oleada de protestas. / EFE

Las pensiones ya no son uno de los tres problemas que más preocupan a los españoles. Según el Barómetro del CIS correspondiente al mes de julio, solo el 9,3% de la población otorga a las nóminas de los pensionistas esa categoría, cuatro puntos menos que en abril, cuando se lo concedía el 13,6%. Y es que la llegada de Pedro Sánchez parece haber calmado las aguas en la calle. 

El 1 de junio el por aquel entonces líder del PSOE pisaba por primera vez como presidente las moquetas del Palacio de la Moncloa y algunos sectores, como los pensionistas, amenazaban con no cesar sus movilizaciones pese al cambio de color en el gobierno. Todo pese a que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado del anterior Ejecutivo ya contenía revalorizar las pensiones el 1,6% de forma general y hasta el 3% en el caso de las mínimas. El PNV, partido 'llave' para conseguir esta mejora, alejaba así a Rajoy de su sistema para compaginar la subida de las pensiones con el mantenimiento de la estabilidad presupuestaria.

El nuevo presidente lo tomó como suyo y anunció a bombo y platillo que daría una 'mini paga extra' de alrededor de 100 euros a los pensionistas a finales del mes de julio. Suficiente para apaciguar los ánimos del colectivo, percepción que se ha reflejado en la encuesta. Eso sí, el Ejecutivo se olvidó por aquel entonces de que los recién llegados a este colectivo no lo cobrarían y se han llevado una sorpresa al revisar sus cuentas y no encontrarse ni un euro.

Este aumento ha supuesto una factura de 1.121 millones de euros para cubrir la compensación de los atrasos por la no actualización de las pensiones durante el primer semestre de los más de 9,5 millones de pensionistas que hay en España. En paralelo, la hucha de las pensiones es cada vez menor, ya que apenas cuenta ya con unos 8.000 millones de euros, un 88% menos que a la llegada de Rajoy al Ejecutivo.

Mejoras en las pensiones de viudedad

Las pensiones de viudedad también han sido objeto de estudio del nuevo Gobierno de Sánchez. La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, anunciaba en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado día 20 que el Ejecutivo había presentado un Real Decreto para actualizar la base de las pensiones de viudedad. La base de estas rentas subirían del 52% al 56% "con el objetivo de alcanzar el 60% a partir 1 enero de 2019", según comunicó la propia portavoz. 

La medida supone una subida de un 7,7% a partir de este mes de agosto y otro 7,1% el 1 de enero de 2019 con el fin de cumplir el objetivo de alcanzar el 6%. Se desarrollaba así una de las disposiciones de la Ley 27/2011 sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, que tenía como fin mejorar las pensiones de viudedad de mayores de 65 años con los ingresos más bajos. El Gobierno del PP fue aplazando su cumplimiento a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado y se fue de la Moncloa sin llevarlo a cabo. 

El conjunto de estas medidas parece haber calmado a la opinión pública. El paro y la corrupción son ahora los dos principales problemas para los españoles y la inquietud por la inmigración se ha triplicado desde abril, hasta ser una de las tres principales preocupaciones para el 11,1%. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios