PetroChina paraliza cotización en Bolsa entre rumores de más casos corrupción

PetroChina, la mayor petrolera de este país asiático, anunció hoy la paralización de su cotización en la Bolsa de Hong Kong, entre rumores sobre la detención de otros cinco ejecutivos, una información que la compañía calificó de "equivocada".

Pekín, 9 sep.- PetroChina, la mayor petrolera de este país asiático, anunció hoy la paralización de su cotización en la Bolsa de Hong Kong, entre rumores sobre la detención de otros cinco ejecutivos, una información que la compañía calificó de "equivocada".

En un comunicado, PetroChina anunció la paralización de su participación en la Bolsa de Hong Kong esta mañana y precisó que "la comercialización de todos los productos estructurados relacionados con la compañía también se paralizan".

La compañía se encuentra en el punto de mira después de que a finales de agosto se diera a conocer la apertura de una investigación por posible corrupción contra varios de sus altos ejecutivos, una iniciativa que hizo que el día 27 ya se paralizara su cotización en Bolsa. Al día siguiente sus acciones cayeron un 4,4 por ciento.

Según el diario "China Business News" otros cinco ejecutivos de PetroChina habrían sido detenidos hoy, entre ellos, el vicepresidente de la empresa, Sun Rongde, y el director, Wang Guoliang.

Sin embargo, PetroChina negó las detenciones y destacó que ambos funcionarios "continúan trabajando en sus respectivos puestos".

La petrolera afronta una amplia investigación por presunta corrupción entre sus altos ejecutivos, cuatro de los cuales ya han sido detenidos y cesados en sus cargos.

A esas detenciones se ha sumado la del director del organismo oficial chino encargado de supervisar las principales empresas estatales (Comisión para la Supervisión y Administración de los Activos Estatales, SASAC), Jiang Jiemin.

Jiang es el primer director de SASAC que es investigado por el Partido Comunista y en su día también presidió PetroChina y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), su compañía matriz.

La lista de funcionarios chinos cesados y culpados de corrupción ha ido en aumento desde que el nuevo presidente chino, Xi Jinping, anunció una nueva campaña contra estas prácticas tras su llegada al poder en noviembre del año pasado.

Ésta, sin embargo, es la primera oleada que afecta a altos directivos de una compañía estatal, ya que hasta ahora los investigados -y posteriormente cesados- en esta campaña habían sido funcionarios del Partido Comunista de China (PCCh) con cargos políticos de más o menos relevancia.

En 2009, el ex presidente de la petrolera estatal china Sinopec Chen Tonghai fue condenado a pena de muerte suspendida -en la práctica cadena perpetua- por corrupción y aceptación de sobornos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING