Recomendaciones de la Comisión a España

Bruselas pone en cuestión el compromiso de España con el futuro de las pensiones

La Comisión cuestiona abiertamente la  subida de las pensiones y recuerda que España tiene pensiones altas en relación a su salario medio

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha afeado, como se esperaba, la decisión de España de subir las pensiones / EFE

Siendo España el único país de toda la Unión Europea que aún continúa bajo el brazo correctivo de la Comisión por sus desequilibrios presupuestarios, no extraña que el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, haya dejado bien sentada la incomodidad de Bruselas con las últimas medidas de incremento del gasto aceptadas por el Gobierno de España y, en concreto, con la subida generalizada de las pensiones por encima de los límites marcados en la propia ley española.

En apenas dos párrafos, la Comisión Europea ha dejado bien clara su valoración de la maniobra española en el campo de las pensiones. En primer lugar, dejando claro que las reformas en el sistema de pensiones adoptadas por los gabinetes de Zapatero y Rajoy en 2011 y 2013 "han contribuido a asegurar la sostenibilidad y la adecuación de las pensiones a largo plazo" y que las medidas de última hora adoptadas en las últimas semanas en respuesta a la presión social y política a favor de unas pensiones más dignas "ponen en cuestión el compromiso con esas reformas", alentadas además desde Bruselas.

Pero también, recordando que el sistema de pensiones español es, en su opinión, generoso: "En relación a los salarios, las pensiones actuales están entre las más altas de la Unión Europea". 

"Generalmente no recomendamos revertir las reformas de pensiones. Normalmente esperamos que los países se mantengan en el buen camino con lo que respecta a estas", glosó el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Dombrovskis, en la rueda de prensa en que se explicó la opinión de Bruselas sobre el Plan Presupuestario español. El comisario europeo señaló además que los países deben considerar "con cuidado" la sostenibilidad a largo plazo a la hora de reflexionar sobre sus sistemas de pensiones

España tendrá que adoptar un fuerte ajuste estructural en 2019

El texto es más claro aún. España tendrá dificultades para cumplir el objetivo del déficit del 2,2% este año 2018, aunque sí conseguirá el objetivo de salir del Procedimiento de Déficit Excesivo, y Bruselas observará con atención el desempeño español para garantizar que el próximo año España adopta los ajustes estructurales que no ha realizado este año y que estima en más de 7.000 millones de euros. El mensaje es cristalino: España debe estar preparada para realizar nuevos ajustes.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios