Sábado, 17.11.2018 - 03:46 h
Sentencia del Tribunal Supremo

La banca descarta la retroactividad en el fallo sobre el impuesto de las hipotecas

El presidente de la AEB, José María Roldán, afirma que el precio de los préstamos en adelante quedará condicionado a la fuerte competencia del sector.

El presidente de la AEB, José María Roldán
El presidente de la AEB, José María Roldán / EUROPA PRESS - Archivo

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, confía en que no habrá retroactividad en caso de que finalmente el Tribunal Supremo ratifique el próximo 5 de noviembre su sentencia en la que dictaminaba que es el prestamista, y no el prestatario, el sujeto pasivo que debe asumir el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD).

Así lo ha señalado Roldán en declaraciones a los medios antes de su intervención en un acto organizado por Cunef y en el que participaba el presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), Andrea Enria, añadiendo que los ingresos derivados del impuesto que hasta ahora venía abonando el cliente los tienen las administraciones públicas, por lo que la banca no puede devolver algo que nunca ha recibido.

Al mismo tiempo, ha criticado que la sentencia del Alto Tribunal llegara con los mercados abiertos, generando "una enorme incertidumbre" que hizo que el sector perdiera unos 6.000 millones de euros en capitalización bursátil. "El problema fundamental de la sentencia fue el momento en el que se hizo pública. Calculamos que la banca española tiene unos dos millones de pequeños accionistas, por tanto es algo que también afectó directamente a los ciudadanos", ha precisado.

Según ha dicho Roldán, hubo un efecto de "sobrerreacción" por parte del mercado, que provocó que los inversores se pusieran en el "peor de los peores escenarios", aunque confía en que a lo largo de las próximas semanas, y a la espera de la aclaración del Supremo, esta situación se corregirá.

Por otro lado, el presidente de la AEB cree que lo más coherente será que, en caso de que la banca pase a ser el sujeto pasivo del AJD, tendrá que llevarse a cabo una reconsideración de las políticas comerciales. "Si aumentan los costes, habrá que pensar si los precios a los que se está ofertando un producto permiten obtener una rentabilidad. No hay ninguna industria que venda a pérdidas", ha subrayado Roldán. Sin embargo, ha apuntado que el precio de las hipotecas al final quedará condicionado a la propia competencia del sector, que sigue siendo "muy fuerte", y a las políticas comerciales individuales que adopte cada entidad.

En esta misma línea, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha afirmado hoy durante la presentación de los resultados de la compañía que la entidad asumirá el pago del impuesto de hipotecas, al tiempo que ha puesto en duda que el cliente termine soportando un incremento del precio de las hipotecas ya que va "depender de la fuerte competencia que tiene este segmento".

El número dos del banco ha defendido que los bancos "han hecho en los últimos años lo que marca la ley", refiriéndose a que el cliente venía asumiendo la liquidación de este tributo, y "esperamos un pronunciamiento claro y nítido, si se cambia la ley, lo normal es que no hubiera retroactividad, ni penalización".

Ahora en Portada 

Comentarios