Enjambre sísmico en las inmobiliarias

El volcán arrolla al sector inmobiliario de La Palma: "Su vivienda ya no existe"

La lava ha entrado en Todoque arrasando todo a su paso. Sus viviendas están entre las más demandadas por los turistas que veranean o por los que buscan comprar una casa. Muchas están bajo la lava.

Todoque
Una vivienda de Todoque bajo la lava. 
EFE

El volcán Cumbre Vieja de La Palma sigue expulsando lava por quinto día consecutivo arrasando todo lo que  encuentra a su paso. Alrededor de 1.000 viviendas corren peligro y más de 200 ya han sido engullidas por un río de lava imparable que ha ralentizado su velocidad y, como consecuencia, aumentado el poder de destrucción al ensancharse. Desde ayer, centímetro a centímetro, a 5 metros por hora,  fue devorando el barrio de Todoque, una de las zonas más demandadas por los turistas extranjeros tanto para veranear en la isla como para comprar una vivienda en la que pasar largas temporadas o vivir. 

Por la cercanía de la playa, por la comunicación y como no, por las vistas, el Valle de Aridane donde se encuentra este municipio es una de las zonas de La Palma más demandada por los veraneantes y compradores que, antes de semejante catástrofe, llamaban interesados a las inmobiliarias de la zona. Gladys Riego es propietaria de una de ellas desde hace 25 años y relata a La Información el drama que viven los vecinos que pierden toda una vida de trabajo y de recuerdos y el enjambre sísmico al que se enfrenta el sector inmobiliario: turistas evacuados, casas destruidas, viviendas a las que no se puede acceder... 

Mientras la naturaleza sigue su curso, el número de desalojados en La Palma llegan ya a los 6.000 vecinos. Y desde hace dos días todas las miradas están puestas en los de Todoque, donde la lava ha entrado dispuesta a arrasar todo un barrio fantasma desde que fueran obligados a abandonarlo. Ahí es donde Riego vive desde hace más de 20 años junto a su pareja en una casa que "está en el camino de la lava", junto a la iglesia. Como otros tantos vecinos no quita ojo al mapa del Instituto Geográfico, donde ve como poco a poco esa mancha roja se acerca a su casa con la esperanza de que "vaya por otra calle". Pero no es la única que vigila. En su inmobiliaria son muchas las propiedades que alquila o vende en la zona y "algunas ya no existen". Es el caso de la vivienda que justo esta semana se iba a firmar la venta pero no puede concretarla porque "no sé si sigue en pie"

Todoque
La lava entra en Todoque.
EFE

Se trata de una casa estilo canario que en su día fue construida por un ciudadano inglés que la puso a la venta para volver al Reino Unido. El comprador estaba interesado en pagar los 250.000 euros de su precio para empezar su vida en la isla. Pero el volcán no solo ha acabado con dicha venta porque aunque esa vivienda se mantenga en pie "¿qué queda alrededor? ¿cuánto tiempo se va a tardar en reconstruir la zona?". Esta palmera de 49 años va más allá al pensar en cómo durante mucho tiempo toda esa zona dejará de tener vida. Riego se une a los vecinos que reclaman ahora que no se abandone la zona porque después de estos días de pánico, impotencia y frustración pasarán meses hasta que se pueda comprobar todo el daño que está ocasionando el volcán sin que nadie pueda pararlo pero es necesario empezar a pensar en un plan para buscar alojamiento a todas las personas que lo han perdido todo así como no dejar en el olvido la cicatriz que está creando el Cumbre Vieja devolviendo la luz, el agua y las comunicaciones a lo que hasta ahora era una de las zonas más turísticas de La Palma "cuanto antes".

También se está dando el caso contrario. Desde otra de las inmobiliarias de la isla confirman a La Información que hay propietarios que están tratando de vender casas que están muy cerca de ser devoradas por la lava. Se trata de hogares de lujo, con un alto valor. Los dueños se encuentran fuera de la isla y al ver el avance de la colada, han decidido poner en venta sus propiedades a un precio algo por debajo de su valor de mercado para así “hacerlas algo más atractivas”. En cualquier caso, desde la inmobiliaria dejan claro que los dueños “tampoco están dispuestos a malvenderlas”.

Y este es solo el comienzo del caos inmobiliario que se avecina en la isla de La Palma. La mayoría de empresas del sector aún no se atreven a hacer una predicción sobre lo que puede ocurrir de aquí a dos o tres semanas, pero algunas sí que tienen claro que los precios subirán debido a la gran cantidad de casas que van a desaparecer de la zona como consecuencia de la erupción. El problema, además, no solo será que la oferta de viviendas disminuirá notablemente sino que también la demanda aumentará mucho como consecuencia de los centenares de personas que perderán sus casas. Por ahora las patronales de la banca española AEB, CECA y Unacc y la gestora de activos inmobiliarios Sareb pondrán a disposición de los afectados las viviendas que tengan disponibles "en condiciones de habitabilidad" en la isla y en "zonas próximas", "de forma gratuita y mientras sea necesario".

Desde el portal Idealista han cuantificado las pérdidas, asegurando que el volcán ha hecho desaparecer unos 87 millones de euros en viviendas y suelos, utilizando datos del catastro con imágenes del satélite europeo Copernicus. A tenor de sus estimaciones, el valor total de todas las propiedades inmobiliarias que han desaparecido alcanza los 86,8 millones de euros, entre viviendas, suelos rústicos, garajes y naves. El valor de mercado de las 245 viviendas desaparecidas alcanza los 66,5 millones de euros, puntualizando que las tipologías más afectadas por la erupción van desde parcelas con un valor de más de 950.000 euros, hasta otras de carácter rústico de muy pequeño tamaño, valoradas en 23.500 euros. En cuanto a los suelos rústicos, el número de parcelas afectadas asciende a 498, con un valor estimado de 18 millones de euros. Hasta el momento, también se han visto afectados una instalación educativa-deportiva valorada en 2,2 millones de euros, dos garajes (86.500 euros) y una nave industrial (33.000 euros).

Mostrar comentarios