Martes, 19.06.2018 - 05:07 h
Aboga por la racionalidad de precios

¿Adiós a la burbuja del fútbol? Telefónica se plantea no pujar por la Champions

Pallete abre la puerta a un futuro de TV sin la Liga de Campeones a no ser que caigan los precios. Se posiciona como socios de gigantes como Amazon.

Cristiano anotó su gol 76 en Champions League.
Cristiano Ronaldo en un partido de la Champions League. / Getty Images

¿Es posible una televisión de pago que no emita la Liga de Campeones?Telefónica cree que sí. El presidente de la operadora, José María Álvarez-Pallete ha insistido en la conferencia con analistas para explicar los resultados de la compañía en 2017 que la puja por la Champions League tiene que llevar a una"racionalidad de los precios". La compañía se ha erigido en el mejor socio para compañías como Amazon o Facebook, en caso de que decidan adquirir derechos.

"Es altamente probable que no renovemos el acuerdo", ha asumido Ángel Vilá, el consejero delegado de la compañía al referirse a los derechos de la competición europea a partir del próximo mes de septiembre.

Ese llamamiento se traduce en seguir el ejemplo de otros mercados, como Reino Unido o Portugal, donde ha habido una rebaja de precios. Es decir, dejar en un segundo plano el fútbol para apostar por lo que Álvarez-Pallete ha definido como "disciplina financiera".

La 'teleco', en cambio, asume otra posibilidad: que la Champions League se la quede una tecnológica (Amazon, Netflix...) y ahí Telefónica actúe como socio. De hecho, la compañía presidida por Jeff Bezos se perfila como uno de los candidatos para hacerse con la competición estrella del fútbol y dar así un salto en Europa como operador clave en la televisión de pago.

"No sabemos que van a hacer las OTTs; habrá que ver las condiciones... pero si se confirmara ese interés de Amazon, para cualquiera que quiera venir a comprar derechos, Telefónica es el socio de preferencia para cualquiera de ellos por clientes, por presencia y por nuestro conocimiento", ha advertido Ángel Vilá, consejero delegado, en declaraciones a los medios.

En este sentido, Telefónica quiere asumir el rol de ser un "distribuidor muy eficiente de contenidos". Ser, por tanto, un agregador de contenidos, ya sea de producción propia (como sus series) o de terceros. 

El discurso de Telefónica no es un caso aislado. Básicamente, los tres grandes operadores de telecomunicaciones (el grupo español, Vodafone y Orange) hacen presión por pinchar la burbuja del fútbol y rebajar las expectativas de los vendedores. En este caso, de Mediapro que el pasado junio se hizo con los derechos de la Champions para el trienio 2018-2021 por un coste aproximado a los 1.000 millones de euros, una cifra que ya era un 30% superior al anterior contrato.

No quieren pujar a precios que supongan un roto para su cuenta de resultados pero, en cambio, se miran de reojo. "Si un operador tiene fútbol, Orange tendrá fútbol", reconocía este miércoles el consejero delegado de la 'teleco' francesa en España, Laurent Paillassot

Y, de nuevo, la ansiada racionalidad de costes. "Estamos interesados en ofrecer fútbol, pero a precios razonables; estamos abiertos a negociar pero bajo esa premisa", aseguró el director general de Marketing de Orange España, Samuel Muñoz. Ahí el ejemplo es Reino Unido, donde Sky y BT Sport se han hecho con los derechos de la Premier League en Reino Unido, pero con un recorte de precios del 16% respecto al anterior contrato. 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios