Martes, 17.09.2019 - 22:19 h

Amazon hace un guiño en Madrid y frena una polémica cláusula laboral 'anti bajas'

Suspende el recorte en la cobertura de las bajas de sus empleados en el mayor almacén de España, a unas semanas del juicio contra los sindicatos.

Protesta Amazon San Fernando Henares
Amazon y los sindicatos se verán las caras en febrero ante los tribunales. / J. González

Quedan apenas unas semanas para que arranque el juicio de Amazon contra los sindicatos UGT y CGT. Y el gigante tecnológico no quiere poner en pie de guerra a sus empleados en el centro logístico de San Fernando de Henares (Madrid), el mayor de España. Así que ha decidido suspender una polémica cláusula con la que a partir del 1 de enero de este año empeoraría su cobertura de las bajas temporales de los empleados.

Este centro ha vivido tres grandes huelgas en el último año. La falta de acuerdo en la renovación del convenio colectivo -que regularía a una plantilla de unos 2.000 empleados, entre indefinidos y temporales- fue el motivo principal. Desde el mes de abril del pasado año, la compañía decidió adscribir esta instalación al convenio sectorial de Madrid. A esto sumó otros cambios que tendrían sus consecuencias a partir del 1 de enero de este año.

Una de esas consecuencias, según precisan fuentes del comité de empresa, tenía que ver con las bajas por incapacidad permanente. Desde el gigante se iba a activar una cláusula que 'castigaba' el incremento del absentismo laboral. En el anterior convenio, el salario bruto durante la primera baja se cubría íntegramente por la empresa. En la segunda y siguientes, sólo los tres primeros días no se abonaban.

Según confirman las mismas fuentes, durante el año 2018 el absentismo se elevó de manera significativa hasta más del 8% por enfermedad profesional. ¿Consecuencia? Amazon dejaría de pagar el 100% del salario bruto durante los siete primeros días; desde el día 8 al 15, un 30%, y a partir de ahí, la totalidad hasta los 18 meses.

Sin embargo, esta cláusula no se ha puesto en marcha. Desde la dirección se ha informado a los sindicatos que no hay intención de ejecutarla, al menos por ahora. Se trata de un cierto 'guiño' después de las tres huelgas sucedidas en 2018 y la negociación infructuosa que han mantenido ambas partes.

Esa negociación no ha vivido ningún acercamiento en las últimas semanas. Fue en Navidad cuando la dirección del centro se enfrentaba a cuatro jornadas de huelga. Desde esa fecha no ha habido, según explican desde el comité, conversación alguna. La dirección local española de Amazon no es la única que tiene a sus empleados en pie de guerra. La tecnológica ha vivido también paros en centros de Alemania, Italia y Reino Unido.

En el centro madrileño rige el convenio sectorial. Y desde los sindicatos siguen manteniendo algunas reivindicaciones, no sólo relacionadas precisamente con las bajas temporales de la plantilla y el complemento aportado por la empresa, sino también con las condiciones salariales (el precio por hora extra, la garantía de subida) o la constitución de categorías profesionales.

Juicio este mes

Mientras esta pequeña 'tregua' en la batalla se mantiene, este mes de febrero se celebrará, si no hay cambios de última hora, la vista oral del juicio entre la empresa y los sindicatos. El juez ha ido posponiendo durante los últimos meses la cita para tratar de que se llegara a un acuerdo, sin éxito.

El juicio viene precedido por dos denuncias, de CGT y CCOO (dos de los sindicatos principales del comité de empresa), por la vulneración de derechos fundamentales durante las huelgas -supuesto esquirolaje con el desvío de paquetes a otros centros logísticos cercanos- y por la implantación unilateral de las condiciones de trabajo tras la incorporación al convenio sectorial sin acuerdo con la plantilla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios