Domingo, 22.09.2019 - 00:20 h
Valoradas en 200 millones de euros

Bankia saca al mercado las 145 oficinas que cerró con la integración de BMN

La mayoría pertenecían a la antigua caja mediterránea, aunque no detalla una previsión de ingresos por la venta de las sucursales.

Sucursal del banco Bankia
Sucursal del banco Bankia / EUROPA PRESS - Archivo

Toda fusión bancaria busca optimizar el ahorro de costes, que a menudo se traducen en ajustes de plantilla y cierre de oficinas, y Bankia ha comenzado este 2018 a recoger las sinergias derivadas de su integración con Banco Mare Nostrum (BMN). En el marco de este proceso, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri redujo su plantilla en 2.000 empleados y cerró un total de 145 sucursales, que ahora ha sacado al mercado para intentar venderlas cuanto antes.

Estas oficinas se clausuraron por el solapamiento de la red comercial de Bankia y BMN y tienen un valor neto ligeramente superior a 200 millones de euros. La mayoría pertenecían a la antigua caja mediterránea, aunque también se incluyen algunas sucursales de Bankia cerradas al público por la integración. Ahora el grupo tiene previsto desprenderse de estos locales, aunque no detalla una previsión de ingresos por la comercialización de los mismos.

De las 145 oficinas que se cerraron por el ajuste, un total de 118 sucursales, el 81%, pertenecían originariamente a BMN -resultante de la fusión de Caja Murcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra-, mientras que las 27 restantes, el otro 19%, eran de Bankia. Los locales se encuentran principalmente en zonas del litoral mediterráneo e Islas Baleares, regiones donde había una mayor confluencia de oficinas, aunque Bankia también ha puesto a la venta algunas oficinas ubicadas en Madrid.

En concreto, el 34% de las oficinas que ahora Bankia tiene previsto comercializar se encuentran en la Comunidad Valencia, el 24% en Baleares y otro 21% en Andalucía. Por ciudades, Palma de Mallorca es la ciudad donde más oficinas ha puesto a la venta Bankia, con 21, por delante de Granada con 11 y Murcia con 9. No obstante, tras el ajuste realizado con motivo de la integración, la red comercial del grupo aún mantiene un total de 2.298 oficinas, una de las más extensas de España, tan solo por detrás de las de CaixaBank (4.608), Santander (4.366) y BBVA (2.840). Las sucursales actuales de Bankia se concentran principalmente en la Comunidad de Madrid (636), Valencia (403) y Andalucía (326).

Según recoge Bankia en sus cuentas anuales, a 31 de diciembre de 2018 existen 200,15 millones de euros en activos materiales disponibles para la venta procedentes de uso propio y, según explica la propia entidad en el documento, esta partida recoge, “básicamente” el saldo correspondiente a determinados inmuebles que habían sido utilizados por Bankia para desarrollar su actividad y que dejaron de formar parte de su red comercial de oficinas. En otras palabras, la partida recoge el valor de las sucursales que se cerraron a finales de 2017 y durante el ejercicio 2018 con motivo del ajuste por la fusión con BMN, aunque alguna otra oficina podría estar incluida en este apartado. Los inmuebles ahora cuentan con un plan detallado para su venta inmediata, según explica la propia entidad.

472 millones destinados al alquiler de oficinas

Durante los últimos años Bankia también ha procedido a vender locales comerciales que tenía en propiedad y que inmediatamente después ha decido realquilar para seguir haciendo uso de ellos, una práctica que se conoce como 'Sale&LeaseBack' que cada vez está más extendida entre las entidades españolas. Por estos alquileres, cuyos contratos oscilan entre los 2 y los 18 años con un vencimiento medio de 8 años, Bankia tiene comprometido el pago de 472 millones de euros en los próximos años, aunque el importe podría elevarse si la entidad sigue adelante con esta práctica. Con los compromisos firmados hasta el momento, el banco incurrirá en el pago de 37 millones de euros en 2019, mientras que en el plazo de entre dos y cinco años el coste asciende a 137 millones de euros y a más de cinco años se sitúa en 298 millones de euros.

Lo cierto es que a pesar de que algunos de los objetivos de Bankia para 2018 no se hayan cumplido, como la evolución del crédito o el patrimonio de los fondos inversión, la fusión con BMN se ha desarrollado más rápido de lo previsto, pues ya se han materializado sinergias por importe de 130 millones de euros, frente al objetivo de 66 millones de euros previsto para 2018. Ahora el banco pretende alcanzar el objetivo de 190 millones de euros en ahorros de costes anuales en 2019, un año antes de lo que estaba estipulado en su plan estratégico, por el que está comprometido a repartir 2.500 millones de euros en dividendos.

La memoria de Bankia también muestra que la entidad tiene disponibles para la venta inmuebles adjudicados por importe de 1.708 millones de euros, cifra que se ha reducido un 37% en el último año, aunque no se se incluye en esta partida la operación con Lone Star, pendiente de cierre.

Ahora en Portada 

Comentarios