Domingo, 19.08.2018 - 13:34 h
Tienen fondos para prestar dos billones

Las 'techs' mueven su 'caballo de Troya' para hacerse con los datos de los bancos

Facebook, Google o Amazon ya poseen recursos, licencias y potenciales clientes. Solo necesitan formar y alimentar a sus trabajadores, los algoritmos.

Facebook y Google crean un premio para científicos más grande que el Nobel
Los datos que mueven las entidades bancarias son claves para alimentar a los algoritmos de los gigantes tecnológicos. / EP

Los datos es la materia prima con la que se nutren los gigantes tecnológicos. No importa que sea Facebook o que sea Google, ambos trabajan igual: con algoritmos que necesitan de una cantidad ingente de datos para poder aprender. La clave es agudizar los algoritmos hasta que sean capaces de encontrar procedimientos comunes, para ofrecer servicios a millones de usuarios. El bancario es solo uno más del ecosistema total que quieren generar dichos gigantes. Por ello, Facebook quiere datos bancarios, porque quiere que sus expertos, los algoritmos, ya se formen en su negocio futuro.

El hecho de que Facebook haya reconocido que ha pedido a grandes bancos europeos que comparta información financiera, ha provocado que salten todas las alarmas. En realidad, la operativa es similar a la de cualquiera de sus grandes rivales del mundo tecnológico. Alphabet, el holding financiero de Google, o Amazon también reconocen que han tratado el mismo tema, con los mismos bancos. Incluso el gigante Apple, ya trabaja con Goldman Sachs para poner a disposición de los usuarios tarjetas de crédito y débito.

Nadie conoce más del mundo que Goggle. Aunque nadie, ni los propios usuarios, se conoce a sí mismo y sus amigos o conocidos como Facebook. Prácticamente, nadie conoce mejor que hace cada segundo de su vida que Apple, que es capaz de monitorizar con sus dispositivos desde si se hace deporte, hasta si se está durmiendo. Así es el imperio del dato, y cuantos más y mejores se tienen mayor rédito económico se consigue.

En el caso concreto de la banca, Facebook lleva años trabajando y aprendiendo. La firma dirigida por Mark Zuckenberg tiene licencias para operar con dinero, licencias bancarias, desde España a Irlanda, pasando por al menos 48 estados de EEUU. En definitiva, es un proceso acumulativo en el que Facebook necesita aprender. Pero, ¿qué es aprender para Facebook? No es más que recopilar datos, ingentes volúmenes de datos para que sus sistemas de inteligencia artificial puedan trabajar buscando puntos de conexión que poder explotar en el futuro. Al final, la operativa de Facebook es similar a la de cualquier ciudadano que inicia sus estudios: solo necesita tiempo y datos, en el caso del alumno serían apuntes o libros, para terminar por convertirse en un experto en la materia.

Montañas de efectivo para funcionar

Una de las características más importantes que poseen dichos gigantes es que ya poseen infinidad de recursos para desarrollar un posible sistema de banca. En su balance, en el apartado de efectivo, los gigantes cuentan con un gran volumen de efectivo: Apple tenía más de 75.000 millones de euros solo en caja, Facebook cerca de 50.000 millones o Amazon en torno a 40.000 millones. Si se toma un ratio normal de 'loan to deposit' del 100%, las cantidades anteriores significan que sin captar un solo recurso las tres entidades podrían prestar casi 2 billones de euros.

Hasta ahora, dichos gigantes tienen el capital y la tecnología, y solo le falta los conocimientos necesarios. Por eso, la importancia de pedir datos a la banca, para que sus sistemas aprendan y se conviertan en gestores automatizados. En este caso, no se trata de capital humano, o fichar a grandes gestores, simplemente que los algoritmos se deben ajustar con todos los datos posibles. Una vez dichos datos están calibrados, las firmas pueden recorrer los pasos necesarios para ir afianzándose en el sector bancario.

Además, los expertos señalan que es altamente improbable que sea en Europa o Estados Unidos las regiones en las que los gigantes tecnológicos inicien su andadura. “Asia será el punto de entrada en el caso que Facebook decida trabajar como un ente financiero”, explicaba The Economist meses atrás. Entre las ventajas que daba estaban las de que su nivel de audiencia y relevancia es mayor en países como India, Indonesia, Filipinas, Tailandia o Vietnam. Además, la población de dichos lugares no está tan bancarizada y por último, los riesgos de la desconfianza serían menores.

Las 'techs' mueven su 'caballo de Troya' para hacerse con los datos de los bancos

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios