Sábado, 24.08.2019 - 05:43 h
En su carta de despedida

FG saca a relucir su orgullo en un adiós en el que dispara contra Guindos, Rato y ZP

Recuerda sus éxitos al frente de BBVA y carga contra los diferentes Gobiernos que sucedieron durante su presidencia, pero no hace autocrítica.

Montaje FG
FG saca a relucir su orgullo en el adiós y dispara a Guindos y el Gobierno de ZP. La Información.

Francisco González ha tenido que dar un paso a un lado en BBVA a raíz del escándalo del presunto espionaje masivo que orquestó el excomisario José Manuel Villarejo a instancias del banco mientras él era presidente. Pero lo ha hecho con su orgullo intacto, reconociendo sus éxitos y cargando contra los diferentes Gobiernos que sucedieron durante su estancia al frente de la entidad.

FG, como se le conoce en la jerga, comunicó ayer en una carta dirigida a Carlos Torres, actual presidente de BBVA, su renuncia 'provisional' a la presidencia de honor del grupo. Antes de anunciar la decisión, no obstante, quiso recordar la "firmeza y visión" con la que gobernó al banco durante los 18 años que estuvo al frente y en los que se atrevió a echar órdagos a los distintos envites que le llegaron desde los Ejecutivos del PP y del PSOE.

En la misiva, el banquero de Chantada se refiere al intento de Sacyr en los años 2004 y 2005 de "apropiarse" del BBVA "con la colaboración inexplicable de parte del Gobierno (del PSOE), que no salió en defensa de la institución, como era su deber". Precisamente ha sido este asalto y las supuestas escuchas que se realizaron para evitarlo las que han terminado por provocar su salida.

González, a pesar de que debe su llegada a la cúpula de BBVA a José María Aznar, también tiene munición contra el PP y subraya que se negó a participar en la salida a Bolsa de Bankia -entonces presidida por Rodrigo Rato- a pesar de las "enormes presiones recibidas". Asimismo, incide en que tampoco satisfizo las pretensiones de Luis de Guindos -con quien es conocida su poca sintonía- al negarse a participar en la creación de la Sareb para no asumir "riesgos excesivos", con unos apalancamientos que entonces consideraron "insostenibles".

Además, recuerda el escándalo de las cuentas secretas de Jersey en el año 2000, caso que acabó con la copresidencia en BBVA tras la salida de Emilio Ybarra y que no cedió al "odioso chantaje" de Luis Pineda y Ausbanc.

Recuerda que BBVA no ha ampliado capital

"Sabes muy bien que no han sido años fáciles, pero en todo ese tiempo, gobernamos el barco con firmeza y visión. Fueron tiempos de enorme transformación del negocio financiero y BBVA fue la única gran institución financiera, a nivel global, que no tuvo que apelar a sus accionistas para reponer capital", le dice Francisco González a Carlos Torres en la misiva.

El tiempo ha demostrado que gracias a algunas de estas decisiones, como las de Bankia y Sareb, FG ha evitado que BBVA se anote pérdidas significativas, pero también es cierto que el valor en bolsa de la entidad cayó un 60% desde que fue presidente único hasta su marcha a finales de 2018.

La capitalización de BBVA en aquel entonces estaba a la par con la de Banco Santander -entidad que siempre ha sido una obsesiones de González-, pero ahora el banco azul tiene un valor en bolsa de unos 36.400 millones de euros, frente a los 71.000 millones de la institución que preside Ana Patricia Botín, dato que también sería significativamente superior si se descuentan ampliaciones de capital y dividendos repartidos.

Y es que pesar de que en su adiós se muestra "muy orgulloso" de todo lo que ha conseguido ("fortaleza, prestigio, posicionamiento tecnológico, posición de vanguardia financiera"), no ha logrado demostrar que los miles de millones de euros destinados a la digitalización de la entidad en su afán de convertir BBVA en un nuevo Google o Amazón han sido rentables, reto que deberá asumir Torres en su nueva etapa en solitario al frente del banco.

Ahora en Portada 

Comentarios