Sábado, 23.06.2018 - 13:48 h
Previsible subida de tipos en 2019

Hogares y empresas dejan de invertir en depósitos: buscan mayor rentabilidad

El goteo es constante: la banca pierde interés como método de ahorro. Las entidades se despiden de 4.200 millones de euros en febrero. 

Los depósitos pierden interés para empresas y hogares.

Los depósitos de hogares y empresas residentes en España se redujeron en 4.200 millones de euros en febrero en relación con el mes anterior (-0,42%), hasta 995.600 millones de euros, según los datos provisionales publicados este martes por el Banco de España.

En concreto, los depósitos de los hogares se situaron en febrero en 769.000 millones de euros, 100 millones por debajo (-0,01%) del dato del mes previo, mientras que los depósitos de las sociedades no financieras descendieron a 226.600 millones de euros, 4.500 millones menos que en enero, lo que representa una caída del 1,94%.

En términos interanuales, los depósitos de empresas crecieron un 5,9% en el segundo mes del año, mientras que los depósitos de hogares lo hicieron en un 0,43%, en un escenario en el que el tipo fijo de depósito establecido por el Banco Central Europeo (BCE) para las entidades financieras es del -0,4% desde marzo de 2016.

Desinterés 'in crescendo'

Los depósitos van camino de convertirse en un producto en desuso de continuar bajo mínimos los tipos de interés. Si bien los volúmenes a los que se refieren los datos del Banco de España hacen prever que todavía no se ha tocado fondo.

Desde 2012, el desinterés de empresas y hogares por los depósitos ha ido 'in crescendo'. Al tiempo que los tipos de interés caían para abaratar el crédito a hogares y empresas, estos mismos desinvertían en depósitos por el mismo motivo. La rentabilidad perdió brillo. El total del ahorro en depósitos cayó un 9,3% desde 2012, solo un año después de que Draghi se estrenara en el BCE en 2011, con una bajada de tipos de interés, tónica que mantuvo a lo largo de toda la crisis económica en la eurozona. 

Con todo, el presidente del Bundesbank y favorito para sustituir a Mario Draghi al frente del BCE, Jens Weidmann, anunció este lunes que no descarta una previsible subida de tipos a mediados de 2019.

Ganar 1.000 euros en depósitos ya solo es posible a largo plazo. Lejos quedan ya aquellos tiempos de rentabilidades del 3 y 4% TAE. En aquel momento, en tres meses se podía obtener un interés real del 0,75%. Ahora y en un clima de tipos de interés negativos, para conseguir una remuneración del 1% hay que esperar un mínimo de 18 meses. Las remuneraciones altas, del 1,2% TAE, exigen un ahorro de 50.000 euros.

En comparación con 2012, los depósitos de los hogares son un 5,1% más voluminosos este 2018 que hace seis años y solo un 0,7% menores a las cifras de 2017. Pese a todo, esta masa ha ido variando desde el mínimo de 731.000 millones de euros a los que cerró en 2012 hasta un máximo de 775.800 millones de euros de diciembre pasado. Por su parte, las empresas han mostrado mayor desconfianza y su evolución ha sido más aguja desde 2012. Y, aunque los depósitos de las empresas hayan engordado un 18% desde aquel año, lo cierto es que desde diciembre pasado, cuando alcanzó su mayor cota con un total de 240.800 millones de euros, las empresas han retirado un 6% de depósitos.

Según los datos del organismo que encabeza Luis María Linde, los depósitos del total de los residentes en España se situaron en 1.351 millones de euros en febrero de 2018, frente a los 1.357 millones de euros de enero. El importe de los depósitos de los residentes en España más el de los que están en el extranjero sumó 1.382 millones en febrero, frente a los 1.389 millones correspondientes a enero.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios