Martes, 25.02.2020 - 20:15 h
Nieto del creador de Puerto Banús

El padre del Marina D'Or manchego se queda en el dique seco por 34.000 euros

Se subastan unos terrenos de Fernando Juan Velasco Banús valorados en 700.000 euros en El Vellón (Madrid) para saldar una deuda 20 veces inferior.

Así está la llamada Marina D'Or manchega en  Villamayor de Calatrava (Ciudad Real)
Así está la llamada Marina D'Or manchega en Villamayor de Calatrava (Ciudad Real) / miciudadreal.es

Proyectos y Construcciones Vedisa ha sacado adelante su concurso de acreedores contra la empresa Bosalmafe S.L., detrás de la cual está Fernando Juan Velasco Banús, familiar directo de Pepe Banús, el constructor de la famosa marina que lleva su nombre en Marbella y donde anclan los yates de la alta sociedad nacional e internacional cada verano. Ahora salen a subasta en el BOE algunos de los bienes de mencionada empresa, en concreto unas hectáreas rústicas tasadas en 655.990,66 euros para saldar una deuda mucho menor: 34.207,86 euros. La finca se encuentra en la localidad serrana de El Vellón, en Madrid, y la puja está abierta

El nombre de este empresario con apellido con sabor a Costa del Sol está relacionado con otro importante proyecto inmobiliario fallido. Se trata de la llamada Marina D'Or manchega, en la pequeña localidad de Villamayor de Calatrava, en Ciudad Real. Un complejo que nació al calor del 'boom' generado aeropuerto de Ciudad Real y que fue abandonado conforme e desinflaba la burbuja. 

Se proyectó como el primer aeropuerto español conectado al sistema AVE. Sin embargo, tal estación no llegó a ser construida y las esperanzas del complejo turístico se desvanecieron. Hoy son un osario de unifamiliares semiquemados esparcidos por una finca a las afueras de una pequeña localidad manchega que no llega a 700 habitantes. El complejo residencial y de ocio de Villamayor de Calatrava está situado entre Ciudad Real y Puertollano, junto a la vía de Alta Velocidad Madrid-Málaga, a orillas de la carretera N-420 y de la autovía A-41. A escasos diez minutos en coche desde el Aeropuerto de Ciudad Real. Pero ni el pinchazo al AVE se produjo ni el aeropuerto resultó ser la alternativa a Barajas. 

Hasta la fecha, ni Junta de Comunidades, ni Diputación de Ciudad Real, ni Ayuntamiento de Villamayor han definido su postura política al respecto, ni han arrojado alguna luz sobre la marcha de las obras y la posible alteración de los planes de la empresa constructora, Velbapark S.L. Detrás de esta entidad mercantil está Fernando Juan Velasco Banús. La empresa en 2013 presentaba un activo de 1,8 millones. No ha vuelto a publicar sus cuentas en el Registro Mercantil. 

Desde el diario local miciudadreal.es aseguran a este medio que los promotores aún perseveran y, en mayor o menor medida, pretenden rentabilizar su inversión. No obstante, las dudas sobre la viabilidad, pertinencia y futuro del complejo tal y como fue concebido (un exclusivo vergel dotado de campos de golf, chalets con todos los avances en domótica, hoteles y piscinas) siguen siendo las mismas de hace un año. Véase, que el aeropuerto de Ciudad Real tenga un nuevo dueño desde septiembre de 2018. 

La empresa Ciudad Real International Airport (CRIA) es la propietaria del aerodromo, de forma que, tras varios años de complicado proceso, dejó de estar en concurso de acreedores. No en vano, se trata de uno de los activos de la empresa a la que se lo adjudicó el juez que ha dirigido el proceso por 54 millones de euros. Y los vuelos han tímidamente comenzado. Al igual que otras oportunidades de inversión. 

El pasado febrero, CRIA y la empresa aeronáutica estadounidense Skydweller suscribieron un acuerdo para desarrollar un proyecto de fabricación de aviones que, en su fase inicial, supondrá la creación de 40 empleos, la mayoría de ingenieros y técnicos de alta cualificación, que posteriormente se elevará a 100. Cuando se dio a conocer el acuerdo, el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, subrayó que se acababa con "el estigma del aeropuerto de Ciudad Real" y recordaba que "ahora se trata de un proyecto que no tiene nada que ver con otros que "supusieron dilapidar dinero público". Tal vez el resurgir del aeropuerto, resucite el complejo hotelero que había diseñado Ramos Banús. Pero, de momento, todo sigue parado. 

Curiosamente los Banús no fueron el único apellido con sabor marbellí que tuvieron ideas inversoras que pivotaban sobre el aeropuerto de Ciudad Real. Nada descabellado, ya que son muchas las fortunas que tienen finca en esta Milla de Oro de la caza y que veranean en la Costa del Sol. En concreto, se trataba de un miembro de la familia Hohenlohe que tenía el apoyo de fortunas sauditas. Una operación que nunca se llegó materializar con la llegada de CRIA. Pero esta en otra historia.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING