Martes, 23.04.2019 - 04:46 h
Tras la tercera sanción

Bruselas abre la puerta a que Microsoft reclame a Google en la Justicia española

Con la sanción impuesta por sus abusos en publicidad online, la Comisión invita a perjudicados, entre ellos Microsoft, a que acudan a los tribunales.

Sede de Google en Mountain View, California (EE.UU.)
Google se enfrenta a potenciales denuncias en tribunales locales. / EFE

Tercera sanción en algo más de dos años. Google se enfrenta a pagos de 8.200 millones de euros. Pero no se queda ahí. La Comisión Europea abre la puerta a que perjudicados por sus prácticas abusivas en el sector de la publicidad online puedan acudir a tribunales en España y otros países miembros para reclamar daños y perjuicios. Microsoft fue el primer denunciante, pero hay más rivales que fueron excluidos.

La Comisión Europea obliga a Google a pasar por caja y pagar 1.4.90 millones de euros. Todo arrancaba a mediados de 2010. El gigante Microsoft, fabricante del sistema operativo Windows, se quejaba de haber sido excluido del mercado por el buscador. ¿Cómo? Básicamente, Google impedía a los dueños de algunos sitios webs que usaran servicios de publicidad de sus rivales (Microsoft, Yahoo...) si querían incluir la suya.

Microsoft no era el único perjudicado, aunque fue el que inició todo el proceso. Casi una veintena de compañías plantearon también sus quejas en aquel año 2010. Así arrancaba la investigación que ha desembocado en la sanción hecha pública este miércoles.

La multa es la tercera más importante de la historia por prácticas monopolísticas. Las dos primeras son las otras sufridas por Google. Pero no es el único pago al que se puede enfrentar la compañía tecnológica. La comisaria europea, Margrethe Vestager, repitió en varias ocasiones durante su comparecencia que los perjudicados, entre ellos Microsoft, tienen la opción de ir a los tribunales locales de cada país para exigir indemnizaciones por daños y perjuicios. Estos casos pueden acabar en más pagos.

Es decir, Microsoft o Yahoo tienen la oportunidad de acudir a la Justicia española para que sean resarcidos por los posibles daños y perjuicios en el mercado local, con toda la investigación de la UE bajo el brazo. Pero no lo podrán hacer hasta que la decisión no sea firme. Google aún no ha confirmado si recurrirá la sanción de la Comisión, pero tiene todo el sentido que lo haga, pues con las otras dos sí que lo ha hecho. 

¿Cuánto podría reclamar en España? Es una incógnita, pues es imposible deducir cuáles han sido los ingresos de Google en España por estas prácticas -no declara su negocio real, pues éste se concentra en su matriz en Irlanda- ni tampoco el daño que ha causado a sus rivales en la publicidad online. Según Infoadex, en 2017 alcanzaron los 650 millones de euros por todos sus servicios -no sólo los anuncios de su plataforma Adsense-.

Si, finalmente, Google no recurre o, si lo hace y no prosperan sus reclamaciones, España recibirá, como el resto de países miembro, parte de esa sanción. Ese reparto se calcula "de acuerdo con la cuota de cada cual", según Vestager, quien no precisó realmente si se refiere a la aportación al presupuesto europeo o al PIB de cada uno de los países.

Más sanciones a la vista

Pese a que esta es la tercera y última sanción en la que trabajaba la Comisión, puede no ser la última. Los rivales de Google continúan presionando para que tome más medidas para cercar a la compañía. Yelp o Tripadvisor son algunos de ellos. Y eso puede acarrear más problemas.

La propia comisaria admitió que sigue habiendo quejas también en cómo Google trató a sus rivales en búsquedas vinculadas a la búsqueda de empleo y también a listados de negocios locales. En estos últimos se encuentran servicios como los de Tripadvisor o Yelp.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios